Variación del precio de la vivienda
Evolución del precio de la vivienda. HENAR DE PEDRO

Atrás quedan los tiempos de pinchazo de la burbuja. El mercado inmobiliario acumula un lustro de aumento de precios, a tenor de los datos publicados este lunes en un estudio realizado por el Colegio de Registradores de España.

Según este informe, el cuarto trimestre de 2018 cerró con un aumento de precios del 2,13%, con lo que el incremento interanual se sitúa en el 8,2%. Desde 2014, año en el que cambio la tendencia negativa de los años de crisis, el mercado se ha recuperado en torno a un 30%.

"Los precios han dejado atrás los números rojos del trimestre anterior y han alcanzado valores parecidos a los de 2011 ó 2015", destaca Ferran Font, director de estudios del portal inmobiliario pisos.com.

Con respecto al número de compraventas, el dato es incluso más positivo. 2018 cerró con más de medio millón de operaciones (516.680 para ser exactos), una cifra que no se alcanzaba desde 2008, antes del gran impacto de la crisis.

"Aunque se ha notado cierta desaceleración en los últimos meses, los datos muestran la recuperación del sector", refrenda Beatriz Toribio, directora de Estudios de Fotocasa, a 20minutos. "Con estas cifras pensamos que en 2019 va a seguir esta tendencia de aumento de precios y de compraventas", agrega.

Los británicos, los extranjeros que más compran

Del total de compraventas, la mayor parte de ellas fueron usadas (426.542) frente a las compraventas de casas a estrenar (90.138). Con respecto a las comunidades autónomas, todas las regiones salvo Baleares han incrementado el número de compraventas en el último trimestre de 2018 comparándolo con el al anterior. En 12 de ellas, el aumento ha alcanzado los dos dígitos a nivel porcentual.

A pesar del crecimiento que está viviendo el sector, estamos lejos de los precios que veíamos en pleno auge de la burbuja. El Colegio de Registradores destaca que el valor de las casas es todavía, de media, un 16% inferior al del año 2007, cuando se tocó techo.

"Desde Fotocasa ciframos esta diferencia en más de un 30%", apunta Toribio, que espera que "no se alcancen esos precios. Un ciudadano de a pie tendría más difícil comprar una vivienda con ese valor que en 2007, cuando había más posibilidad de financiación que en la actualidad".

El informe también analiza las compras de vivienda por parte de extranjeros. En el cuarto trimestre alcanzaron el 12,7%, y a nivel anual la cifra es una décima menos, del 12,6%. Por nacionalidades, los británicos, habituales de las costas e islas españolas, continúan encabezando la demanda extranjera de inmuebles, con un 16,6% de las compras extranjeras. Le siguen los alemanes (7,7%), franceses (7,4%), belgas (5,8%), italianos (5,1%) y suecos (5%).

Pedimos más dinero al banco y pagamos más hipoteca

Otro dato interesante que marca la diferencia de precios entre comunidades es el endeudamiento hipotecario. Los registradores destacan que los españoles pedimos más dinero al banco para comprar una vivienda. En 2018, la media de un préstamo hipotecario fue de 124.333 euros, un 5,34% más con respecto a 2017. El tipo de interés de estos créditos ha sido del 2,3%, ligeramente superior al del año anterior.

Pero, depende de la región en la que residamos, necesitaremos pedir o más o menos dinero. Por ejemplo, un ciudadano madrileño que quiere comprar una casa pidió de media el año pasado 192.237 euros, más de 50.000 euros por encima de la media nacional.

Suben los préstamos, por lo que también suben las mensualidades. La cuota hipotecaria media mensual se situó en 2018 en 568,4 euros, un 4,5% más que el año anterior. Según los datos de los registradores, los españoles gastamos de media casi una tercera parte de nuestro salario (29,7%) en pagar esta hipoteca, un punto porcentual más que en 2017. Sube el precio, suben las cuotas y también aumenta el plazo de las hipotecas, que de media alcanzan los 24 años y un mes.

Font apunta también a un dato positivo sobre estos préstamos: "Cuatro de cada diez hipotecas se conceden a interés fijo, síntoma de la madurez de un mercado hipotecario que no parece verse afectado por los hechos ocurridos el pasado noviembre", apunta refiriéndose a la sentencia del Tribunal Supremo sobre el conocido como impuesto de las hipotecas que llegó a paralizar algunas compraventas a finales de año.A pesar de esa turbulencia, el mercado afianza su crecimiento con poco miedo a una vuelta a las grandes cifras de la burbuja