El doctor Pedro Cavadas, en 'El hormiguero'.
El doctor Pedro Cavadas, en 'El hormiguero'. ANTENA 3

El hormiguero de este martes vivió uno de sus programas más especiales con la visita del doctor Pedro Cavadas. El médico y cirujano plástico, reconocido en todo el planeta por sus trasplantes y reconstrucciones, visitó por primera vez el plató del espacio de Antena 3 para hablar con Pablo Motos sobre su experiencia profesional y de cómo lo compagina con su labor social operando de forma altruista en África.

El presentador comenzó agradeciéndole la visita y preguntándole qué operaciones había efectuado antes de acudir al programa: "He operado un fémur, una reconstrucción de un codo y alguna otra cosa más", recordó el doctor, haciendo memoria de lo que había sido su día. Y añadió que este martes no había efectuado ninguna intervención complicada porque tenía que acudir al programa, y "si hubiera tenido alguna, sintiéndolo mucho, no habría podido venir".

Cavadas, que realiza una media de entre 1500 y 1800 operaciones al año, comentó con Motos que "no es buena idea hacerte amigo de tus pacientes, pero eso es una cosa que uno no decide", afirmó. Y es que el doctor sufrió un golpe muy duro cuando falleció el paciente al que realizó el primer trasplante de cara en 2009: "Esa persona en concreto era un tío con una calidad humana tan desbordante que era imposible no hacerse amigo suyo", comentó. "De 0 a 10 en calidad humana, era un 11, y cuando murió, lo hice con él", recordó.

Motos le pidió que contara como fue aquel trasplante de cara antes del fatal desenlace: "Era un paciente que llegó con unos problemas muy severos de cara, boca y mandíbula. Al final, el trasplante de cara era la opción menos mala de las malas que había. Y lo hicimos por primera vez. No me gusta hacer las cosas por primera vez, ser 'pionero'", afirmó. Sobre su paciente comentó que "murió, pero fue un auténtico y verdadero valiente. Su muerte me dolió mucho, porque ya era mi amigo, de verdad", confesó Cavadas.

Luchar contra de las adversidades es otra de las lecciones de vida que comentó en el programa, afirmando que "las cosas pueden no ir bien por dos motivos: porque tú no haces tus deberes y por algo que no dependa de ti". Añadiendo que "la vida es una rifa aleatoria de hostias de las que algunas caen, por mucho cuidado que tengas, pero siempre teniendo clarísimo que no es porque no hayas hecho tus deberes", concluyó.