Entre dos aguas, del cineasta gerundense Isaki Lacuesta, fue la gran triunfadora de la noche de los XI Premios Gaudí de la Academia del Cine Catalán, al ganar siete de los nueve premios a los que aspiraba, mientras que Les distàncies, dirigida y escrita por Elena Trapé, ganó el premio a la Mejor Película de la noche.

Tras conquistar la Concha de Oro en el Festival de Cine de San Sebastián, la película de Lacuesta fue merecedora del premio a Mejor Película de Habla no Catalana; Mejor Dirección —para Lacuesta—, Mejor Actor ProtagonistaIsrael Gómez Romero (el primer actor no profesional en ganar un Gaudí)—; Mejor Música OriginalKiko Veneno y Raül Refree—, Mejor Montaje —Sergi Dies—; Mejor Fotografía —Diego Dussuel—, y Mejor Sonido —Amanda Villavieja y Alejandro Castillo—.

Al recoger el premio, Lacuesta dijo que la película aún está en el cine y que este premio también es un estímulo para que los espectadores se acerquen a verla, mientras que un emocionado Israel Gómez Romero apenas pudo dar sus agradecimientos.

Otra gran vencedora de la noche fue la cinta de desencanto generacional Les distàncies, de Trapé, que logró la distinción de Mejor Película de los XI Gaudí, y cuya ganadora dedicó el premio al fundador de la Escola Superior de Cinema i Audiovisuals de Catalunya (Escac), Josep Maixenchs, fallecido recientemente.

También fue una de las ganadoras de la noche Viaje al cuarto de una madre, de Celia Rico, con el Premio del Público a la Mejor Película; Mejor Protagonista FemeninaLola Dueñas—, Mejor Actriz SecundariaAnna Castillo—, y Mejor Guion —Celia Rico—.

La película de Mar Targarona El fotógrafo de Mauthausen logró cuatro premios: Mejor Dirección de Producción —Eduard Vallès y Hanga Kurucz—, Mejor Vestuario —Mercè Paloma—; Mejor Dirección Artística —Rosa Ros—, y Mejor Maquillaje y Peluquería —Caitlin Acheson y Jesús Martos—.

La última virgen, de Bàrbara Férré fue reconocida como Mejor Cortometraje; Petitet ganó en la categoría de Mejor Documental; Memòries d'un home en pijama consiguió el premio a Mejor Película de Animación; Vida privada, de Sílvia Munt, el de Mejor Película para Televisión, y Oriol Pla como Mejor Actor Secundario por su interpretación en Petra —tras ganar el pasado año en la misma categoría por su papel en Incerta glòria—.

El actor Joan Pera recogió el Gaudí d'Honor-Miquel Porter 2019 de manos de Mercè Sampietro, homenajeada por la Acadèmia el pasado año, y reivindicó el papel de los dobladores cinematográficos.

Humor y reivindicación

Conducida por el mago Lari, la gala contó con un humor incisivo y mordaz, especialmente hacia los representantes políticos, ya que, por ejemplo, el presentador bautizó al presidente de la Generalitat, Quim Torra, como "presidente substituto", y al ministro de Cultura, José Guirao, le espetó si necesitaba que lo hiciera desaparecer: "¿Le ayudo a aprobar los presupuestos? ¿Le hago desaparecer a algún dictador? Aunque antes de que haya desaparecido el del Valle de los Caídos, igual tenemos a otro en La Moncloa".

Esta gala también estuvo marcada por ser la primera a la que asistió un ministro de Cultura en 11 años, y su coincidencia con Quim Torra junto a los consellers Salvador Aragonès y Elsa Artadi; así como la alcaldesa, Ada Colau, entre muchos otros.

En un breve momento de la gala sonaron gritos de "libertad", aparte de la petición de la presidenta de la Acadèmia del Cinema Català, Isona Passola, quien dijo: "Cada año teníamos aquí a unas personas como autoridades, y ya no están. Están en el exilio. Me gustaría que volvieran, de verdad. ¡Viva la libertad de expresión! ¡Viva el cine catalán!".

La gala también tuvo a unos espontáneos que se manifestaron por la revolución de Rojava del Kurdistán sirio, irrumpiendo en el escenario con un breve discurso después de haber estado en la puerta del Palau de Congressos recibiendo a los 2.000 invitados de la noche.

La magia fue uno de los hilos conductores de una gala, en la que el mago Lari contó con ayudantes de número excepcionales como Marisa Paredes. La música también tuvo una presencia notable de la mano de Joan Colomo o el ex 'triunfito' Alfred García, y la cantante Elena Tarrats, que interpretó Memory, canción escogida por Joan Pera antes de recibir el Gaudí de Honor.