Nicolás Maduro, durante el discurso tras el golpe de Estado.
Maduro, mientras da un discurso frente a simpatizantes este miércoles a las puertas del palacio presidencial de Miraflores, en Caracas (Venezuela). EFE/ Marcelo Garcia

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha defendido que es el único jefe de Estado, horas después de que el jefe de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, se haya autoproclamado "presidente encargado" del país para dar paso a nuevas elecciones. El mandatario ha roto relaciones con EE UU.

"Solo el pueblo pone, solo el pueblo quita", ha dicho Maduro, desde el Palacio de Miraflores, donde ha desembocado la marcha 'chavista' que se ha celebrado en respuesta a la jornada de movilizaciones opositoras de este miércoles.

La crisis política en Venezuela se agudizó el pasado 10 de enero, cuando Maduro inició un segundo mandato que la oposición y gran parte de la comunidad internacional no reconocen porque consideran que es fruto de un proceso electoral fraudulento que culminó con la votación del 20 de mayo.

La Asamblea Nacional aprobó cinco días después una resolución en la que define a Maduro como un "usurpador" del cargo y se arroga el Poder Ejecutivo, pero hasta ahora no había designado expresamente a Guaidó como nuevo presidente de Venezuela.

Ha sido el propio Guaidó quien lo ha hecho aprovechando el escenario que le han brindado las manifestaciones opositoras de este miércoles. "Juro asumir formalmente las competencias del Ejecutivo Nacional como presidente encargado de Venezuela", ha dicho desde Chacao, en Caracas, jaleado por el público.

Rompe con EE UU

Maduro también anunció su decisión de romper relaciones diplomáticas y políticas con el Gobierno de Estados Unidos, al que acusa de "intervencionismo" en el país y dio 72 horas para que abandone la embajada.

"He decidido romper relaciones diplomáticas y políticas con el gobierno imperialista de los Estados Unidos", dijo Maduro desde la sede presidencial y anunció que el personal diplomático de EE UU que vive en Venezuela tiene 72 horas para abandonar el país.

Ante el júbilo de cientos de simpatizantes que marcharon en Caracas para respaldar su legitimidad, Maduro aseguró que tomaba esta decisión "como presidente constitucional, jefe de Estado, jefe de Gobierno" y "en cumplimiento de mis funciones que juré frente al pueblo de respetar y hacer respetar la independencia".

"Fuera, se van de Venezuela. Basta de intervencionismo, aquí hay dignidad, carajo, aquí hay pueblo dispuesto a defender esta tierra", prosiguió Maduro en su enérgico discurso.

El secretario de Estado de EE UU, Mike Pompeo, pidió a Maduro que renuncie ante la existencia de un nuevo "líder legítimo que refleja la voluntad del pueblo venezolano", en referencia al jefe del Parlamento, el opositor Juan Guaidó, quien se autoproclamó presidente interino de la nación.

"Instamos a Maduro a que se haga a un lado en favor de un líder legítimo que refleja la voluntad del pueblo venezolano", dijo el titular de Exteriores de EE UU en un comunicado. El Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, anunció que reconoce al titular de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) de Venezuela, Juan Guaidó, como presidente legítimo "interino".

"La justicia debe actuar"

Maduro, en su discurso, ha agregado que los órganos de Justicia del país deben "actuar apegados a la ley". "Le toca a los órganos de justicia actuar apegados a la ley y a los códigos de Venezuela, ya ese es un tema de la Justicia para preservar el Estado, el orden democrático y la ley venezolana", dijo Maduro.