Inauguración del paseo de Guillem Agulló en València
Inauguración del paseo de Guillem Agulló en València AJUNTAMENT DE VALÈNCIA - Archivo

Tras el vigesimoquinto aniversario del asesinato del joven valenciano por un grupo de jóvenes de ideología neonazi, la cámara alta expresa su condena e insta al Ejecutivo tanto a la creación del fondo como a realizar un acto de carácter anual en recuerdo de las víctimas de delitos de odio.

Se trata de una iniciativa que presentó Esquerra Republicana a la Comisión de Cultura del Senado y que ha salido adelante en la de Interior con la abstención del PP y el PSOE.

Guillem Agulló, de Burjassot (Valencia), fue asesinado en la noche del 11 de abril de 1993 cuando se encontraba en Montanejos (Castellón) con un grupo de amigos pasando las vacaciones de Pascua, cuando un grupo de nazis de València se dirigió a él. Entre tres personas lo sujetaron para que Pedro Cuevas le asestara una cuchillada mortal al corazón, y después marcharon llamando 'Arriba España'.

El joven antifascista recibió un homenaje en abril del año pasado con una placa en los Jardines de Viveros de València, descubierta el 25 d'Abril, y la inauguración del paseo de Guillem Agulló.

En la iniciativa se recuerda que "su asesinato no fue casual, sino fruto de su militancia independentista y antifascista". "Tanto el condenado como la persona acusada tenían ideología y militancia neonazi, lo que prueba que fue un delito de odio", subraya, y recuerda "las constantes amenazas por parte de la ultraderecha hacia la familia de Guillem Agulló, que ha luchado a lo largo de estos 25 años con el fin de mantener viva la memoria de su hijo".

Sin embargo, "no fue hasta el 12 de abril de 2016 cuando la Generalitat Valenciana realizó en Les Corts un acto de justicia, homenaje y restitución de la figura de Guillem Agulló", con la aprobación de una declaración institucional.

Consulta aquí más noticias de Valencia.