El portavoz de Elite Taxi, Alberto 'Tito' Álvarez, dimite como líder del comité de huelga de los taxistas de Barcelona.

Así lo ha anunciado en plena asamblea en la plaza Cataluña, después de las protestas y el desacuerdo entre los conductores sobre el formato de la votación para aceptar o rechazar el decreto del Govern sobre la regulación de VTC y taxis.

En un ambiente muy tenso y con fuertes gritos para seguir con las protestas, un grupo de taxistas ha reclamado que se pueda votar a mano levantada, entre dos opciones de 'sí' o 'no' y no con urnas, como había previsto Álvarez. "Salgo del medio, lo siento, dimito", ha acabado diciendo Tito Álvarez.

Finalmente, han acordado votar a favor o en contra de desconvocar la vaga, y con urnas.

Según ha explicado Tito Álvarez después, él seguirá como portavoz de Elite Taxi, su asociación, pero fuera del comité de huelga. "Mi salud es lo primero", ha insistido.

La asamblea de taxistas ha arrancado una hora y media más tarde de lo previsto y con una evidente división entre el colectivo, que se ha hecho patente con la dimisión de Élite Barcelona, el sindicato mayoritario, y de su líder, Alberto Álvarez.

La asamblea debía iniciarse a las 11:00 horas para votar después si continuar o no con la huelga, que este miércoles llega a su sexto día.

Sin embargo, las desavenencias en el seno del comité de huelga, encabezado Álvarez, ha provocado que la reunión haya comenzado con noventa minutos de retraso y en un clima de enfrentamiento.

Las discrepancias entre los miembros del comité se han hecho evidentes sobre el escenario, lo que ha llevado a Élite Barcelona y a su líder a "retirarse de cualquier responsabilidad que tenga que ver con esta huelga", según han informado en un comunicado.

"Ninguno de nosotros va a continuar en el comité de huelga, cada uno de nosotros quiere continuar a partir de ahora como un mero taxista y nos ponemos detrás del nuevo comité de huelga que se monte", han indicado.

Alberto Álvarez, la cara más visible de esta movilización, era partidario de votar a favor de desconvocar la huelga, tras valorar positivamente el decreto ley que presentó ayer la Generalitat y que abre la puerta a que los servicios de vehículos de alquiler con conductor (VTC) deban precontratarse con una hora de antelación.

Parte de los taxistas, sin embargo, se han mostrado partidarios de mantener la huelga al considerar insuficiente la propuesta del Govern.

Álvarez, además, había propuesto que la votación sobre la huelga se realizara en urna y que hubiera tres opciones posibles: seguir con el paro, levantarlo o "dar una tregua" a la Generalitat y reactivar las movilizaciones durante el Mobile World Congress si el Govern "no cumple con lo prometido".

Otros taxistas del comité de huelga han propuesto votar a mano alzada, aunque finalmente esta opción se ha descartado, precisamente tras una votación a mano alzada, y han exigido que solo fueran dos las opciones a elegir: el mantenimiento o la desconvocatoria de la huelga.

Ante esta situación, las votaciones, que debían iniciarse a las 12:00 horas, se retrasan a las 16:00 horas, de manera que el recuento no se conocerá hasta esta noche.

"Todos debemos ceder un poco"

Álvarez ha defendido este miércoles aceptar propuestas en vez de rechazarlas todas: "Todos debemos ceder un poco para que las cosas salgan bien".

"Jamás imponer vuestro criterio, porque para eso lo mejor es que cada uno vaya a su bola y ya está", ha criticado en una 'Carta a los taxistas del AMB' remitida a los periodistas.

Lo ha dicho poco después de salir del comité de huelga junto al resto de miembros de la asociación Élite Taxi al encallarse la asamblea de taxistas de este miércoles por la mañana, y que esta tarde votará si acepta el decreto propuesto por la Generalitat y si deja la huelga.

"La asamblea es sagrada y soberana, y defiendo a muerte lo que la mayoría diga aunque no me guste, pero nadie me va a imponer nada", añade la carta abierta.

Álvarez ha dicho que durante la asamblea ha sentido que sus propios compañeros le han perdido "el respeto", en alusión implícita a que los asistentes rechazaban sus propuestas al plantear el método de la votación --por ejemplo rechazaron votar por urna, para que se viera a mano alzada quién aceptaba la propuesta del Govern, aunque finalmente sí se votará por urna--.

"Si hoy el taxi no levanta el paro y el decreto no sale adelante nos vamos al abismo, todos queremos más siempre pero nadie tiene lo que tenemos en Catalunya" y mientras otros sueñan con lo que tenemos, para nosotros es una basura.

Además, considera que los trabajadores de los VTC "son víctimas de lo que está ocurriendo" y que cualquier taxista también trabajaría donde fuera para dar de comer a sus hijos.

Y se dirige a los periodistas para lamentar cualquier altercado que hayan podido sufrir: "Detesto el trato de algunas personas a las que no les gusta que los periodistas hagan su trabajo".

"Si no os gustan las imágenes de violencia, lo que hay que hacer es no romper nada, me da mucha pena que exijamos respeto y no respetemos a los demás", añade.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.