La guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) ha entregado este lunes al Gobierno de Venezuela las coordenadas del lugar donde debe recoger a cuatro ex parlamentarios secuestrados que prometió liberar. Se espera que sean liberadas este miércoles.

Ya tenemos con precisión el lugar donde se encuentran los cuatro rehenes en poder de las FARC

"En nombre del presidente Hugo Chávez (...) quiero anunciar que ya tenemos con precisión el lugar donde se encuentran los cuatro rehenes en poder de las FARC, para ser entregados a nuestro comandante en jefe y a la senadora (colombiana) Piedad Córdoba", dijo el ministro del Interior, Ramón Rodríguez Chacín.

Sin embargo, el funcionario ha advertido de que "hay intensos y fuertes operativos militares (colombianos) de manera desmedida en la zona donde están los rehenes", por lo que "corren peligro".

"Que nadie maneje esas coordenadas"

"Las FARC han solicitado que nadie maneje esas coordenadas; que las maneje mi persona, nada más", subrayó Rodríguez Chacín, en una rueda de prensa en Caracas en la que estuvo acompañado de familiares de los cuatro próximos liberados y del ministro venezolano de Relaciones Exteriores, Nicolás Maduro.

Éste reveló que ya se ha comunicado con las autoridades colombianas para que faciliten la operación y suspendan las operaciones militares que, recordó, fueron negadas oficialmente por Bogotá en una anterior liberación, pero confirmadas por otras dos rehenes colombianas recientemente liberadas.

Los helicópteros que se prevé que recogerán a esas cuatro personas estarán en el lugar "un máximo de dos horas", en previsión de la actuación de paramilitares o de fuerzas armadas colombianas y estadounidenses, manifestaron los dos ministros venezolanos.

También este lunes, personalidades y organizaciones internacionales han propuesto para el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia a la política de nacionalidad colombiana y francesa secuestrada por las FARC Ingrid Betancourt, así como a las rehenes recientemente liberadas, Clara Rojas y Consuelo González de Perdomo.