Madre con sus hijos
Imagen de recurso de una madre con sus hijos. COMUNIDAD DE MADRID

Con los Presupuestos Generales del Estado de 2018 se aprobó una nueva ayuda para las madres trabajadoras con hijos de 0 a 3 años matriculados en guardería o centros de educación infantil autorizados por la que podrán recibir hasta 1.000 euros en la próxima campaña de la renta. El trámite lo han de realizar desde los centros y el plazo termina el próximo 15 de febrero

La Ley de los PGE de 2018 modificó la redacción del artículo 81 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y de modificación parcial de las Leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de los no Residentes y sobre el Patrimonio. De acuerdo con esta modificación, el apartado 2 del artículo 81 prevé que el importe de la deducción por maternidad se pueda incrementar hasta en 1.000 euros adicionales cuando el contribuyente que tenga derecho a la misma hubiera satisfecho en el periodo impositivo gastos por la custodia del hijo menor de tres años en guarderías o centros de educación infantil autorizados.

En otras palabras, las mujeres que trabajaron por cuenta propia o ajena en 2018 y que además tenían un hijo o más de entre cero y tres años podrán minorar la cuota diferencial de su IRPF hasta en 1.000 euros anuales por cada hijo cuando satisfagan gastos de custodia en guarderías o centros de educación infantil autorizados. Una nueva ayuda que se suma a los 1.200 euros que reciben las madres trabajadoras al año hasta que el menor cumple tres años.

Esta nueva deducción se podrá aplicar con posterioridad al cumplimiento de los tres años hasta el mes anterior a aquél en el que pueda comenzar el segundo ciclo de educación infantil. Eso afectará a los niños nacidos en la primera mitad del año, que cumplen los tres años antes de empezar el colegio pero continúan en la guardería hasta el inicio del curso en septiembre.

¿Cómo solicitarla?

Son las propias guarderías o centros infantiles autorizados —y no los progenitores— las que deben presentar una declaración informativa —modelo 233— sobre los menores y los gastos que den derecho a la aplicación del incremento de la deducción por maternidad. El plazo para presentar esta información en Hacienda finaliza el 15 de febrero de 2019, pero para los próximos años se realizará durante el mes de enero.

En el modelo 233, la guardería deberá incluir los gastos abonados por la inscripción y matrícula, la asistencia y la alimentación de cada niño. Según explica la Agencia Tributaria a través de su web, "se considerará tanto el importe pagado por la madre como el satisfecho por el otro progenitor, adoptante, tutor o acogedor". Además, también recoge que se debe consignar "el importe total del precio de la guardería o centro de educación infantil autorizado, independientemente de quien lo haya satisfecho: madre/padre/tutor/guardador o empresa en la que trabaje cualquiera de ellos".

Ahora bien, para calcular el importe de la ayuda se tendrán en cuenta los importes satisfechos por parte de las familias, pero no podrán sumarse las cantidades pagadas a través de la empresa de las madres o padres trabajadoras —este complemento es incompatible con el ahorro en el IRPF que suponen los planes de retribución flexible—, ni las abonadas a través de la subvenciones.

De momento los padres no han de hacer nada hasta que no empiece la campaña de la Renta de 2019 correspondiente al ejercicio de 2018, pero conviene que contacten con los centros donde están matriculados sus hijos para asegurarse de que la guardería está al corriente de esta nueva ayuda y va a presentar el modelo 233 con la información correspondiente a cada familia.