Ábalos en Vitoria
Ábalos en Vitoria EUROPA PRESS

Ábalos ha querido zanjar, de esta forma, las dudas que habían surgido en las últimas horas respecto a la posibilidad de que la entrada en funcionamiento del TAV en el País Vasco experimentara un nuevo retraso.

En una intervención ante la Ejecutiva del PSE-EE de Álava, en la que también ha estado presente la secretaria general de los socialistas vascos, Idoia Mendia, el ministro se ha referido al acto que se celebrará este próximo jueves, en Vitoria-Gasteiz, para la firma de un acuerdo para el soterramiento del tren a su llegada a la capital alavesa.

Ábalos ha explicado que la reunión que mantendrá con el Gobierno Vasco, la Diputación de Álava y el Ayuntamiento de Vitoria, servirá para "desbloquear" un tema que estaba "encallado". El ministro ha indicado, además, que la llegada subterránea del ferrocarril a Vitoria se producirá a través de un tramo de 3,6 kilómetros, entre la calle Pedro Asúa y el Boulevard de Salburua.

680 MILLONES

La intervención, según ha dicho, tiene un coste estimado de 680 millones de euros, 140 millones más que la cifra prevista en el último cálculo que se había efectuado para este proyecto. Ábalos ha explicado que el acuerdo que firmará mañana con las instituciones vascas y alavesas establecerá las "bases" de un estudio informativo que, junto a la preceptiva declaración de impacto ambiental, se prevé aprobar en el primer semestre de 2020.

Una vez superados estos aspectos técnicos, el Gobierno central y las instituciones vascas deberán firmar un nuevo acuerdo sobre la financiación de estos trabajos, según ha explicado el responsable de Fomento.

Todas estas medidas, según ha indicado, "ratifican" que la construcción del TAV en Euskadi se va "encarando". "Mantenemos el compromiso de que ésta (la Alta Velocidad) sea una realidad para 2023", ha manifestado.

Consulta aquí más noticias de Álava.