Mikel Buil, parlamentario de Podemos.
Mikel Buil, parlamentario de Podemos. EUROPA PRESS - Archivo

El candidato a la presidencia de Navarra de la formación morada, Mikel Buil, ha señalado que "aunque no compartimos la manera de gestionar la crisis y desalojo del palacio Marqués de Rozalejo y Gaztetxe Maravillas de la forma que se viene dando desde el pasado agosto, esto no puede ser excusa para utilizar métodos que la sociedad navarra hace tiempo dijo que no admite".

"No queremos volver a ver dianas pintadas en las paredes de nuestras ciudades y pueblos. La intimidación nunca es una forma negociación válida", ha destacado Buil que ha hecho un llamamiento al "entendimiento entre las diferentes partes enfrentadas".

"Si, desde luego, el palacio Marqués de Rozalejo no es un sitio seguro para el desarrollo de actividades en él, el Gobierno de Navarra ha de velar en primer lugar por la seguridad física de las personas que en él suelen encontrarse. Pero esto no quiere decir que no se deban buscar alternativas para estas actividades", ha subrayado.

El parlamentario navarro ha recordado que "la nueva Ley de Derechos Culturales, aprobada el viernes pasado en el Parlamento, introduce precisamente la fórmula de autogestión como forma de relación entre la administración y la comunidad, y plantea la cesión de espacios en desuso para que la ciudadanía pueda desarrollar diferentes actividades.

"Aunque no sólo se trata de actividades culturales, este caso debería ser enfocado también desde el punto de vista de la autogestión y el derecho de la ciudadanía a organizarse y ser agente activo en su ciudad", ha planteado.

Mikel Buil ha insistido en que "las pintadas que intenten amenazar o amedrentar al que piense diferente a ti nunca serán admitibles" por lo las ha condenado "de manera rotunda".

Consulta aquí más noticias de Navarra.