Los pies de un bebé
Los pies de un bebé. RAINER MAIORES / PIXABAY

El bebé de dos meses presuntamente agredido por su padre y que se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, desde al menos el sábado pasado, tiene signos de maltratos anteriores, según han informado fuentes conocedoras del caso.

A principios de semana los médicos empezaron a sospechar de que el niño había sufrido maltratos, e interrogaron a los padres, que negaron los hechos aduciendo que probablemente el niño se había dado "algunos golpes".

A raíz de las sospechas el equipo médico activó el Protocolo de maltrato infantil de la Generalitat, y el padre acabó por confesar este jueves a los facultativos haber maltratado al pequeño, un niño de dos meses, que actualmente se encuentra estable en la UCI de la Unidad de Neonatología del hospital catalán.

El bebé sufre un hematoma en la cabeza, un brazo fracturado y también "cinco costillas rotas con callo", lo que indica signos de maltratos anteriores, han explicado las mismas fuentes.

Protocolo contra el maltrato infantil

En la activación del protocolo los responsables sanitarios avisaron a la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia de la Generalitat y a los Mossos d'Esquadra en aplicación del Protocolo catalán de maltrato infantil, que fue endurecido a raíz del conocido como 'caso Alba'.

El padre del niño, un joven de 21 años de nacionalidad uruguaya, fue detenido este jueves en una población de la comarca del Maresme (Barcelona) por maltratar a su hijo, cuya madre es una joven catalana de 18 años.

Retirada la custodia a los padres

El Departamento de Salud de la Generalitat, a través de la Dirección General de Ordenación y Regulación Sanitaria, ha abierto esta semana un expediente para investigar la asistencia previa que ha recibido el bebé en diferentes centros en las últimas semanas.

A su vez, el Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, a través de la DGAIA (Dirección General de Atención la Infancia y a la Adolescencia), ha iniciado las medidas de protección necesarias, ha abierto un expediente de desamparo y ha asumido la tutela del niño.

Asimismo, Asuntos Sociales está analizando la actuación de los servicios sociales municipales. Por otra parte, la conselleria se ha personado como acusación particular en el caso en defensa de los derechos del niño.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.