El abogado Carles Puigdemont, Jaume Alonso-Cuevillas, ha asegurado este jueves que no tiene "ninguna confianza en el sistema jurídico español" y que, lejos de aconsejar al expresidente de la Generalitat que regrese a España desde Bélgica para ser juzgado, le ha recomendado que "aprenda flamenco".

Alonso-Cuevillas ha sido este miércoles el cuarto experto en comparecer ante la comisión de Justicia del Congreso que estudia la reforma de la ley del indulto y al final ha aclarado que venía a dar su opinión como experto, "no a dar ningún mitin político" y mucho menos a "solicitar ningún indulto que no pretenden mis clientes".

En relación al juicio que debe empezar en el Tribunal Supremo en breve contra los responsables del procés, entre quienes no se encuentran Puidemont ni los otros dos exconsellers a lo que también defiende Alonso-Cuevillas -Dolors Bassa y Felip Puig, también huidos-, el abogado ha reiterado que los tribunales deberían dictar "la absolución" porque no hay delitos ni de rebelión, ni de sedición ni de malversación de fondos.

En la comisión de Justicia ha rechazado que se prohíba para determinados delitos de especial rechazo social, entre los que PP y Ciudadanos quieren incluir los casos de condenas por rebelión y sedición, por los que en breve serán juzgados una decena de políticos catalanes, como el exvicepresidente catalán Oriol Junqueras.

Puigdemont también está procesado por estos delitos, además de malversación, pero no será juzgado, puesto que se encuentra huido de la justicia, en Bélgica.

Política criminal

Asimismo, ha apostado por mantener el indulto como una medida excepcional que puede tomar el Gobierno para hacer "política criminal" cuando los tribunales se ciñen al Derecho en general sin tener en cuenta las circunstancias concretas que puede haber en cada caso.

"No es bueno que metamos a los tribunales a hacer política, cuando empiezan a hacerlo se producen malas consecuencias ha de ajustarse a la ley vigente", ha argumentado para defender que es al Gobierno a quien corresponde hacer "política criminal" con la concesión de indultos, de manera que los informes de tribunales, fiscales e incluso víctimas deben continuar sin ser vinculantes.

El abogado de Puigdemont se ha opuesto a una idea que ha planteado el portavoz del PP, Leopoldo Barreda, sobre la posibilidad de que una reforma legal para prohibir lo indultos a condenados por rebelión y sedición por ejemplo pueda aplicarse de forma retroactiva, es decir, que pudiera aplicarse "sin excluir los procedimientos en curso en el momento de entrar en vigor la ley y las sentencias que hubieran recaido con anterioridad a la entrada en vigor de la ley", ha explicado el diputado popular.

En caso de que tal propuesta saliera adelante, el letrado a ironizado después con que "me hacen un favor como abogado de Puigdemont, porque de inmediato lo llevaré a instancias internacionales para qu vean la falta de neutralidad"

Abogado del PP

Aunque durante la sesión nadie ha citado sus nombres, la situación de Puigdemont y de los exmiembros del Govern que se encuentran en prisión provisional y van a ser juzgados ha sobrevolado la comparecencia de Alonso-Cuevillas, a quien el PP ha acusado de "subjetivismo" en sus planteamientos.

"El hecho de que tenga en estos momentos un cliente más o menos notorio, sepa que alguna minuta he cobrado de su grupo parlamentario. Hace años, hoy no creo que me contrataran", ha respondido el abogado a Barreda.