Autobús de la EMT de València
Un autobús de la EMT de València, estacionado junto al Hospital La Fe. EMT VALENCIA

El "gran problema" que tiene actualmente la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de València para prestar el servicio es la "invasión masiva" del carril bus, que "es sagrado y donde no se puede circular ni estacionar", por parte de vehículos, lo que genera "retrasos y pérdida de velocidad" de los autobuses. Según ha afirmado este miércoles edil de Movilidad Sostenible y presidente de la empresa pública, Giuseppe Grezzi, como solución, su departamento está trabajando en la extensión del carril bus segregado, que en su opinión ha mejorado la regularidad de las líneas que transitan por Colón y Matías Perelló-Centelles, donde está instalado.

Este ha sido uno de los asuntos abordados por el concejal en la presentación del balance de 2018 de la compañía, que el pasado año alcanzó los 96,1 millones de viajeros en 2018, apenas un 0,6% más que el año anterior, lo que supone una estabilización en el número de usuarios tras los incrementos de los últimos ejercicios.

De hecho, si en 2015, al inicio de la actual legislatura, el número de viajeros se situaba en 87,9 millones, al año siguiente se alcanzaron los 93,3 millones y en 2017 se llegó a 95,5 millones. Grezzi ha reconocido "una amortización" en el incremento del número de pasajeros, que en su opinión se sigue produciendo "tras crecimientos muy importantes en 2016 y 2017".

El edil ha destacado el aumento de la plantilla, del 11% entre 2015 y 2018, que ya alcanza los 1.724 empleados, con una mayor presencia de jóvenes y mujeres, aunque las contrataciones de mecánicas han quedado desiertas pese a la reserva del 15% en los procesos de selección. En el apartado de conductoras (hay 48 en la empresa), apenas han entrado cinco en el último proceso, y otras tres permanecen en la bolsa a la espera de ser llamadas.

La compra de autobuses ha recibido un impulso, tras años sin nuevas adquisiciones. Según los datos ofrecidos por el concejal, si entre 2012 y 2015, durante la última etapa del PP, se compraron solo dos vehículos, lo que contribuyó al envejecimiento del actual parque móvil, entre los años 2016 y 2019 se han comprometido 176 nuevos vehículos (103 estándar, 71 articulados y dos de servicio para personas con movilidad reducida).

Por lo que respecta a la aportación del Ayuntamiento a la EMT, ha aumentado un 19% entre 2015 y 2019 (10,5 millones de euros) y se sitúa ya en los 65,5 millones de euros. La deuda, por su parte, cayó un 14,4% en 2018 respecto al año anterior, y es actualmente de 18,5 millones de euros. Además, por primera vez en los últimos años, la empresa municipal presenta unos fondos propios de 3,04 millones de euros, un saneamiento que le permitirá acometer nuevas operaciones y actividades.

Preguntado por posibles mejoras en la frecuencia de paso de los autobuses y del servicio en general, Grezzi ha afirmado que llegarán cuando se destinen más recursos por parte del Estado, para lo que ha animado a los diferentes partidos políticos a apoyar el proyecto de Presupuestos Generales del Estado, que prevén una inyección de 38 millones de euros para el transporte metropolitano de València. Con esa cifra, "a la EMT llegarían 9 millones de euros más, con lo que se podrían hacer más contrataciones, comprar más autobuses y mejorar el servicio", ha afirmado el edil.

Buen dato navideño y huelga en el metro

La campaña navideña, con las compras hasta el fin de semana de Reyes, ha dejado un incremento de viajeros del 30% durante los fines de semana respecto a la del año pasado, con 948.825 usuarios en la EMT, frente a los 732.296 de los mismos periodos de 2017.

Grezzi ha interpretado estas cifras como consecuencia de la apuesta por el transporte público derivada de la peatonalización parcial del centro durante la Navidad, aunque también ha dicho que las huelgas en el metro de València "pueden haber influido" en el aumento de los usuarios del bus. "Nos preocupa un poco que haya estas huelgas continuadas en Metrovalencia y confiamos en que se puedan resolver, porque la ciudad de València necesita un metro en condiciones", ha manifestado.

Más de 10.000 vehículos en el parking de Brujas

El aparcamiento situado bajo la plaza Ciudad de Brujas, que se abrió antes de la campaña de Navidad, ha permitido estacionar a 10.070 vehículos desde su puesta en funcionamiento. El parking, denominado Centre Històric-Mercat Central, el primero gestionado por la EMT, cuenta con 431 plazas, de las que 46 son para residentes, y dispone también de espacios para logística, motos, coches eléctricos y bicicletas.

Consulta aquí más noticias de Valencia.