Albert Rivera
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, durante su intervención ante el pleno del Congreso. EFE/Zipi

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha afirmado este miércoles que la lucha contra la violencia machista es "una obligación" y que "la libertad y la igualdad no se negocian", después de que Vox haya condicionado su apoyo a PP y Cs en Andalucía a que dejen de apoyar la ley contra la violencia de género.

Rivera se ha manifestado así en un mensaje en Twitter horas después de que Vox haya anunciado este miércoles que no dará su apoyo a un gobierno de PP y Cs si no eliminan de su acuerdo programático el compromiso de implementar "con dotación presupuestaria suficiente" todas las medidas incluidas en la ley de violencia de género.

PP y Cs pretenden también impulsar en Andalucía un gran acuerdo contra la violencia de género que desarrolle en la comunidad "los avances logrados" por el Pacto de Estado.

"Luchar contra la violencia machista con recursos y medidas para que nadie abuse de una mujer no es una opción, es una obligación para todos. Firmamos el pacto de Estado y lo aplicaremos en Andalucía y en todas las comunidades autónomas que gobernemos. La libertad y la igualdad no se negocian", ha escrito Rivera en Twitter.

Incumplir el Pacto de Estado "incrementará los asesinatos"

La presidenta de la Federación de Mujeres Separadas y Divorciadas, Ana María Pérez del Campo, ha advertido este miércoles a PP y Cs que incumplir el Pacto contra la Violencia de Género es "incrementar los asesinatos machistas", tras conocerse que el partido de extrema derecha Vox exige a ambas formaciones acabar con las ayudas que reciben las asociaciones de mujeres si quiere su apoyo para poder gobernar en Andalucía.

Pérez del Campo ha agregado que "si las mujeres de España quieren mantener la lucha por la igualdad y seguir siendo personas y no paridoras tienen que decir no a Vox y a los partidos que pactan con ellos porque no todo vale por el poder.

"Todo el mundo tiene que saber que PP y Cs están pactando con un partido xenófobo, homófobo y misógino... Si aceptan quitar las ayudas a las mujeres están fomentando el asesinato machista" y vulnerando el Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

La presidenta de esta federación teme que con Vox "se acerca el fantasma de la dictadura franquista, la pérdida de los derechos, condenar a las mujeres al silencio y a aguantar los malos tratos porque no hay medios para ayudarlas".

"Quieren que las mujeres volvamos a casa, a no trabajar... Estamos en el peor momento de la historia. Hay que sacar fuerzas de donde sea para que este partido deje de crecer y para que la gente se dé cuenta de que ni el PP ni Cs son partidos de centro", concluyó Pérez del Campo.