Un ingeniero fabrica las bombas que ETA pondrá esta campaña

  • Se llama Tomás Elorriaga Kuntze y tiene 43 años.
  • La banda lo ha puesto al frente de su aparato de explosivos.
  • Rubalcaba cree que los etarras "van a intentar matar antes de las elecciones".
Un control policial a la entrada de Ifema, Madrid.
Un control policial a la entrada de Ifema, Madrid.
20MINUTOS.ES
Tomás Elorriaga Kuntze, un ingeniero industrial de 43 años y experto en telecomunicaciones,
es la principal preocupación de los servicios antiterroristas españoles. ETA le ha elegido para dirigir la fabricación de sus bombas, un puesto que
quedó huérfano tras la detención en Francia en septiembre del año pasado de Luis Iruretagoyena, el principal experto en explosivos que tenía la banda.

Su papel es de especial relevancia, ya que es el único experto que le queda a ETA, según fuentes policiales, para fabricar las bombas que utilizan los comandos etarras. El ministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró ayer que la banda terrorista "intentará matar antes de las elecciones".

"ETA tiene capacidad para matar, sí; ETA va a matar, seguro", señala un experto antiterrorista a 20 minutos. Interior activó ayer en toda España el nivel máximo de alerta (nivel 3) para "garantizar plenamente la seguridad de los ciudadanos durante el proceso electoral".

Las zonas que se vigilarán especialmente son las grandes superficies comerciales, los centros de transportes, los acontecimientos deportivos y las áreas y edificios emblemáticos de las principales capitales. Además, por estar en campaña, también se vigilarán las sedes de los partidos políticos y los lugares donde se realicen actos electorales.

Heredero de ‘Einstein’

Tomás Elorriaga estaría a las órdenes del jefe del aparato de explosivos de ETA, Eneko Gogeaskoetxea, de 41 años. Los dos son los ‘herederos’ de Iñaki Santesteban, Einstein, el etarra (detenido en 2000) que impulsó una serie de cambios tecnológicos en las bombas, como el uso de sensores de movimiento para su activación y el camuflaje de artefactos en reposacabezas y señales de tráfico.

La Guardia Civil sospecha que Elorriaga, que fue concejal de EH entre 1991 y 1995 en Hondarrubia (Guipúzcoa), está detrás del nuevo explosivo que está utilizando la banda: el amonitol. 35 kilos de esta sustancia estaban dentro del barril localizado el 31 de enero en Getxo. Elorriaga desapareció en 1999 y se le ha situado en la reserva en Suramérica, Alemania y Hungría.

Fotos de etarras en Francia

Los carteles con las fotografías de los etarras más buscados se distribuirán también en Francia tras los recientes éxitos en la lucha contra ETA en el país vecino, según informó ayer Interior. La colaboración ciudadana ha resultado clave en algunas de las últimas detenciones en Francia, como las de Asier Bengoa y Saioa Sánchez, implicados en el asesinato de dos guardias civiles en Capbreton.

Su arresto fue posible gracias a la colaboración de varios ciudadanos galos. En España ya hay distribuidos 46.000 de estos carteles.

Madrid, objetivo número 1 de la banda terrorista

El gran interrogante es saber dónde actuará ETA. Los servicios antiterroristas manejan dos escenarios: el objetivo número uno sería Madrid. "Un coche bomba en la capital tendría la gran repercusión mediática que busca ETA ,y además le serviría para dar un golpe de autoridad y decir que sigue viva, con poder para matar", señalaban a este diario fuentes policiales.

No hay que olvidar que el comando Elurra, desarticulado en dos operaciones policiales este año, preparaba un coche bomba en el complejo Azca de Madrid.

El segundo objetivo estaría en el País Vasco, donde está activo el comando Vizcaya, y en la diana estaría el Ejército y la judicatura. "El objetivo sería un militar de grado medio sin escolta". Por eso, Defensa acaba de ordenar que se refuercen los sistemas de seguridad. También se cree que ETA podría atentar contra algún miembro de la judicatura, como respuesta a la presión judicial que ha sufrido su entorno político.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento