Pecharroman, que regenta el establecimiento del número 16 de la céntrica calle de la capital vizcaína, ha afirmado que el premio ha estado "muy repartido" y ha vendido "algo en ventanilla", pero, sobre todo, a empresas.

Algunos de los agraciados por el premio han llamado a la administración de lotería, aunque no se han acercado al lugar. La que ha estado en el establecimiento es una joven acompañada de varios niños, a cuyo hermano le había tocado un décimo entero. "Pensábamos que era una broma. Nos han mandado el décimo por WhatsApp", ha apuntado.

La chica, junto a los pequeños, pasaba justo por delante de la administración de Ledesma, cuando la propietaria y una empleada, Susana Tobalina, colocaban el número en el escaparate y descorchaban una botella de champán.

Todos ellos han posado para los medios de comunicación ante la puerta del establecimiento, a donde se han acercado numerosos curiosos que se encontraban en esta calle tan transitada de Bilbao, llena de bares y comercios, y que querían sacar fotos.

Maribel Pecharroman ha explicado que el número premiado se lo habían asignado este año y, por tanto, no era un número abonado a la administración. "Estamos muy contentos, repartir alegría es fantástico", ha asegurado.

EL PREMIO "MÁS GRANDE"

Hasta ahora, no había repartido un premio "tan grande". "Habíamos dado un cuarto premio hace tres años, pero menos series. Dimos uno de primitiva en el año 92 de 881 millones de pesetas. Éste es más especial, es más repartido, no es a una sola persona, con lo cual, ¡estupendo!", ha apuntado.

Pecharromán ha recordado que ha sido un premio también "un poco tardío". "Estábamos pensando, ¿pero va a salir?, y 'pam', ha tocado", ha relatado. No obstante, la primera reacción ha sido comprobar que el número era exactamente el que tenían. "No me lo podía creer. He entrado

mirar en nuestro listado para ver si era verdad porque me sonaba. Digo: '¿es?, ¡cómo me suena!, ¿será?. Y, cuando lo he visto he dicho: 'siiii'", ha explicado.

Por su parte, Tobalina ha asegurado que ya habían comentado entre ellas que tenían el presentimiento de que este año iba a caer el 'Gordo' en la administración. "Estoy muy emocionada, ha tardado mucho, pero nos ha tocado a nosotros", ha señalado.

En todo caso, solo han repartido suerte, porque ni los propietarios del establecimiento ni sus empleadas han comprado décimos de este número. "Pero estamos contentos de que haya tocado a familias", han afirmado.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.