Héctor Mancha empezó por el mal camino o, mejor dicho, empezó mal su camino. Una senda que acabó brillando años después, gracias a lo que aprendió en aquellos comienzos, cuando siendo niño robaba carteras a los turistas en su Gran Canaria natal.

"Yo vivía en Las Palmas y cuando era pequeño me dedicaba a quitar carteras en la playa. ¿Por qué? Por diversión, no por otra cosa. Lo hacíamos entre varios amigos: uno creaba una distracción, por ejemplo dándole con el balón a alguien y, en medio del despiste, otros nos llevábamos la cartera. Y el dinero, pues nos lo gastábamos en chucherías", rememora Héctor, que nunca llegó a tener problemas con la justicia.

"Siempre me gustaron los juegos de magia y el mundo del engaño. Para un niño, tener el poder de engañar a un adulto es algo fantástico". Luego llegaron los estudios en cartomagia, magia de cerca, magia de salón, sombras chinescas, mimo, clown, improvisación...

Ahora, Héctor Mancha se dedica a robar profesionalmente, pero encima de un escenario, con el espectáculo Roba como puedas en los Teatros Luchana (Madrid. Viernes, a las 20.45 h, hasta el 18 de enero. Funciones especiales en Navidad). "Acabó siendo mi profesión porque me di cuenta de lo divertido que es robar a alguien en el escenario para mí, para la persona a la que robo y para el público que lo está viendo".

Si va a ver al espectáculo, tenga en cuenta que no le estará robando un cualquiera: Campeón Mundial de Magia de Escena 2015, Campeón Mundial de Manipulación 2015, Primer Premio de Magia en el White Magic Festival de Rusia 2014, Campeón Nacional de Manipulación 2014, Mago Español del Año 2012...

Un apunte: en 2018 ha vuelto a ganar el Campeonato Mundial de Magia de Escena un español, Miguel Muñoz. Y eso que "los asiáticos y los franceses son buenísimos. Hagas lo que hagas bien, siempre habrá un niño chino de 12 años que lo hace mejor que tú, porque tienen una disciplina tremenda".

Pero hay algo en lo que no pueden competir, hace ver Mancha: "Los españoles tenemos mucho arte". Y en contra del dicho de que un mago nunca desvela sus secretos, cuenta Mancha que, al menos entre colegas, sí se hace. "Normalmente sí compartimos trucos y secretos, aunque siempre hay alguno que no quiere. Yo, si me invitan a una cerveza, lo cuento todo", bromea.

Roba como puedas es el tercer montaje propio de Héctor Mancha, que evoluciona del ilusionismo tradicional de sus anteriores producciones (Magia reservada, Miénteme) al carterismo de escenario. El show tiene música en directo de Juan Porta y vestuario de Juanjo Larriba.

En él, Mancha va subiendo a sus víctimas –a las que previamente ha oteado y elegido sin que ellas siquiera lo sepan– y les despoja de casi cualquier cosa: relojes, corbatas, cinturones, móviles, carteras... sin que las víctimas apenas lo perciban. Las risas y la diversión están aseguradas. No es algo fácil:"El carterismo escénico es muy improvisado, porque sabes muy poco de lo que pasará. Si el voluntario tiene reloj, de qué tipo es... es un número que no se ensaya, es en el propio espectáculo donde te juegas todo".

¿Ycómo se elige a una víctima? "Miro que tenga un buen reloj, que los pantalones sean holgados para que las cosas salgan bien, que lleve corbata, un cinturón fino... y que sea una persona a la que no le importe jugar y pasárselo bien", explica el mago.

"Llevo cerca de nueve años robando carteras. Si me hubiera quedado con todo el dinero... imagínate", dice divertido y soñador Mancha, que en ese tiempo se ha encontrado de todo. "He tenido un par de robos en el escenario en los que les saqué la cartera y al abrirla tenían la placa de policía", explica divertido.

Los tiempos cambian, incluso para el carterismo de escena. "Hubo una época, con el auge de los móviles, en la que la gente dejó de llevar relojes de muñeca. Pero ahora, con la moda de las bandas de actividad y los smartwatch, que son muy fáciles de robar, estamos igual"