Connie Moultroup y Genevieve Purinton
Connie Moultroup se reúne con su madre. Fox 13 News / Youtube

Según publicaba esta semana CNN en Español, una mujer de 69 años que fue separada de su madre biológica al nacer ha conseguido localizarla y conocerla gracias a un "kit de ancestros de ADN" de la empresa Ancestry.com.

Connie Moultroup (69 años) nació en 1949 en un hospital de Indiana, desde donde fue directamente internada en un orfanato y poco después adoptada por una pareja de Santa Bárbara, California. Sin embargo, su madre adoptiva falleció de cáncer cuando Connie apenas tenía cinco años de edad.

Su padre adoptivo volvió a casarse con una mujer que, según cuenta Chase Moultroup (hija de Connie) terminó comportándose de manera abusiva con su hija adoptiva. Esta situación estimuló el deseo de Connie de encontrar a su madre, de la que sin embargo no sabía nada.

Muchos años más tarde, y conocedora de este deseo de su madre, Chase se decidió a regalarle unas navidades un test de ADN con la esperanza de poder completar su búsqueda.

Connie cuenta que, al recibir los resultados, pasó de tener tres familiares conocidos (una hija y dos nietos) a 1.600.

Tras ponerse en contacto con una prima lejana, Connie comenzó a hacer averiguaciones acerca de su árbol genealógico. Al contarle el nombre de su madre, Genevieve Purinton, su pariente afirmó: "Oh, esa es mi tía, y sigue viva, viviendo sola". Moultroup decidió, entonces, enviar una tarjeta con sus datos de contacto a su madre y, poco después, recibió una llamada suya.

Así acordaron reunirse y, hace sólo unas semanas, Connie Moultroup acudió a casa de Genevieve en Florida, donde conoció, después de 69 años, a su madre biológica.

Conocer a su progenitora permitió a Connie completar las lagunas de su historia. Según relató la octogenaria, el personal del hospital le contó que su bebé no había sobrevivido; esta práctica hacia las madres solteras (como era el caso de Genevieve) no era infrecuente en la época en Estados Unidos, como han documentado autores como Ana Fessler.

La historia, con todo, no acaba ahí, ya que el año próximo Moultroup pretende reunirse con sus dos medias hermanas por el lado paterno.

Chase afirma que "no sabíamos nada de nuestra familia; sólo éramos nosotros tres, y, ahora, vemos que estamos relacionados con más de 4.000 personas".