Un joven de 15 años de edad ha sido detenido en Italia tras haber sido señalado como la persona que provocó la estampida en la discoteca "Lanterna Azurra" el pasado sábado, en la que murieron seis personas, rociando gas pimienta en la pista de baile.

Los medios italianos explican, no obstante, que el menor ha sido detenido únicamente por posesión de droga ya que no hay pruebas por el momento de que fuera él quien utilizó el spray.

La fiscalía de Ancona continua las investigaciones sobre lo ocurrido y aún no ha podido interrogar al menor, detenido en su casa de Sinigalia, cerca de Corinaldo.

Según las reconstrucciones de los sucesos, la estampida se originó cuando alguien roció gas pimienta (que ocasiona dificultades para respirar y picores en los ojos) en la pista de la discoteca, lo que provocó que algunos jóvenes se asustasen y comenzasen a correr.

Los fallecidos son cinco menores, todos con edades comprendidas entre los 14 y 16 años, y una mujer de 39 años que había acudido a acompañar a su hija, que se salvó, al concierto que el cantante de Trap Sfera Ebbasta daba en el local aquella noche.

Además, la estampida produjo alrededor de 120 heridos, siete de ellos aún en estado grave debido a los severos traumatismos por aplastamiento que presentaban.

La policía italiana investiga ahora si el local cumplía con las condiciones exigidas por la normativa y si se excedió el aforo permitido; incluso, se duda si la discoteca pudo vender un evento inexistente, ya que el concierto de Sfera Ebbasta estaba anunciado para las 22:00 de esa noche y a la 1:00 aún no había dado comienzo.

No es la primera ocasión en la que un spray de pimienta causa incidentes de esta clase en el país; el año pasado tuvo lugar otra estampida que se saldó con una víctima mortal y miles de heridos, también provocada por un spray urticante, en este caso entre los espectadores que veían la final de la Liga de Campeones en una maxipantalla instalada en la Plaza San Carlo de Turín.