Referéndum en Perú
Una mujer vota en un colegio electoral de Cuzco, en el referéndum sobre la reforma política y judicial en Perú. León Castellar / EFE

Los peruanos aprobaron este domingo de manera abrumadora la reforma política y judicial planteada por el presidente Martín Vizcarra y castigaron duramente al Congreso, al aprobar la no reelección de legisladores y rechazar la formación de un parlamento con dos cámaras de senadores y diputados.

Los primeros resultados oficiales del referéndum celebrado en Perú confirmaron la aprobación de la reforma de la Judicatura, que incluye, además, el control de la financiación de los partidos políticos.

La Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) ofreció un primera información de los resultados al 94,97% del sufragio con voto electrónico, que representa al 7,11 % del total de más de 24 millones de personas convocadas a votar a nivel nacional. Esas cifras parciales indicaron que la conformación de una Junta Nacional de Justicia recibió un 82,02% de votos válidos, el control de la financiación de los partidos un 80,99 %, la no reelección de congresistas un 79,24 % y la propuesta del Congreso bicameral fue rechazada por otro 88,66 %.

Estas cifras confirmaron la tendencia indicada por los primeros sondeos a pie de urna, que adelantaron un triunfo rotundo, con un promedio del 85% de apoyo, de la propuesta del presidente, quien defendió la aprobación de las tres primeras consultas y el rechazo a la cuarta.

La votación del referéndum sobre la reforma política y judicial se celebró junto a la segunda vuelta para la elección de gobernadores en 15 de las 25 regiones de Perú, cuyas cifras se conocerán en los próximos días.

Red de corrupción

El referéndum fue propuesto por el presidente el pasado 28 de julio, tras descubrirse una gran red de corrupción en la judicatura, lo que llenó de indignación a la población, escandalizada por el impacto en las altas esferas del país del caso Odebrecht, el mayor escándalo de corrupción de Latinoamérica.

Vizcarra, quien en marzo reemplazó a Pedro Pablo Kuczynski, que renunció para evitar que el fujimorismo en el Congreso lo destituyera por sus vínculos con Odebrecht, planteó una apuesta de lucha contra la corrupción que extendió a la reforma política.

A raíz del escándalo de sobornos de Odebrecht en Perú, la Fiscalía de lavado de activos investiga actualmente a los expresidentes Alejandro Toledo (2001-2006), Alan García (1985-1990, 2006-2011), Ollanta Humala (2011-2016) y el propio Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018), además de la ex candidata presidencial y líder opositora Keiko Fujimori, quien está en prisión.