Anthony Ávalos
Imagen de archivo de Anthony Ávalos. FACEBOOK / MARIA BARRON

Las autoridades de California cusan a la madre de Anthony Ávalos -un niño de 10 años que falleció el pasado 20 de junio- y a su pareja de haber torturado a su hijo hasta la muerte, según destacan medios estadounidenses.

El pequeño falleció un día después de que su madre llamara al servicio de Emergencias alertando de que se había caído en su casa. La Fiscalía piensa, en cambio, que la causa de la muerte fue la paliza propinada por sus progenitores e incluso sus hermanos.

Dos hermanos de Anthony, de 7 y 8 años, han testificado que su madre y su padrastro les obligaron a pelearse con él llegando al punto de herirles. También confesaron que eran sometidos a castigos como arrodillarse sobre arroz hasta que sangraban o pasando muchas horas sin comer.

Varias denuncias telefónicas habían alertado de las supuestas palizas a las que era sometido Anthony, pero según cuenta Univision, estas llamadas fueron archivadas porque resultaban "infundadas o no concluyentes".

El padre de Anthony, Víctor Ávalos, reclama justicia para los trabajadores sociales que no detectaron a tiempo el maltrato. "Espero que haya gente que tome este trabajo con seriedad", declaró Ávalos en el funeral de su hijo.