Según ha informado el comité de empresa, la recogida de juguetes será la quinta que realizan, aunque en este caso en un contexto de movilización social después de que la multinacional decidiese cerrar esta planta y la de Avilés (Asturias).

De hecho, esta campaña, en colaboración con Cruz Roja, se inició en el año 2014 cuando la empresa presentó también un expediente de regulación de empleo (ERE) de extinción que, finalmente, no se materializó. En esta ocasión, la recogida se extenderá hasta el 20 de diciembre y el 21 de diciembre se entregarán los juguetes.

En cuanto a su campaña informativa sobre la situación por la que atraviesa la planta coruñesa, la realizarán, durante la mañana, en los mercados de la plaza de Lugo, de San Agustín y de Elviña, con entrega de dípticos y carteles.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.