Miles de personas han salido a las calles en diferentes puntos de España para protestar por la condena a 9 años contra los cinco miembros de La Manada por abuso sexual con prevalimiento en vez de por agresión sexual o violación.

El colectivo feminista Libres y Combativas ha organizado sendas protestas en Madrid, Cataluña, Andalucía, Aragón, Asturias, País Vasco, Valencia, Castilla León, Castilla-La Mancha, Islas Baleares y Galicia.

Las congregadas han protestado contra la decisión de la sentencia de la Sala de lo Civil y Penal, que cuenta con un voto particular formulado por dos de los cinco magistrados que estiman que habría que condenar a los cinco procesados por un delito continuado de agresión sexual, al apreciar la existencia de intimidación, a sendas penas de 14 años, 3 meses y un día.

En Madrid se han manifestado ante la sede del Ministerio de Justicia, dirigido por la ministra de Justicia Dolores Delgado, entre gritos de "tranquila, hermana, aquí está tu manada"; "jueces, fiscales, también son culpables" o "yo si te creo" y portando pancartas en las que se podía leer "¡No es abuso, es violación! Nosotras sí te creemos".

"Dónde está la ministra de Igualdad", ha coreado el grupo ante la mirada de los transeúntes, a quienes han repartido pegatinas en las que estaba impresa la misma consigna que portaban en sus carteles. "Si no nos matan, no nos creen", han continuado, haciendo referencia al relato de los hechos probados de la sentencia recurrida, en la que se excluye expresamente la violencia contra la víctima.

A juicio de la mayoría del Tribunal, es dudosa la concurrencia de la intimidación, necesaria para calificar aquellas acciones como agresión sexual o violación, puesto que los hechos probados de la sentencia de la Audiencia, a los que la Sala debe atenerse en estos recursos, no recogen la imprescindible acción intimidatoria o amenaza de los procesados, expresa o tácita.

La misma escena se ha podido observar en otros puntos del país, como en Oviedo, Huelva, Sevilla, Barcelona o Valencia.