Erdogan
El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan (i), y su esposa, Emine Erdogan (d), en Paraguay. EFE

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, asegura que el periodista opositor saudí Jamal Khashoggi murió asfixiado con una bolsa de plástico al tiempo que destacó la necesidad de una investigación internacional del caso, informa este lunes el rotativo Hürriyet.

"La bolsa que se colocó en la cabeza.... su sufrimiento posterior. Ya lo saben. Dejamos que todos escucharan esto", dijo Erdogan, en alusión a las grabaciones de audio del asesinato del reportero en el consulado saudí de Estambul que las autoridades turcas han compartido con varios gobiernos.

El mandatario turco hizo estas declaraciones a un grupo de periodistas que lo acompañaban en el avión presidencial rumbo a Paraguay tras acudir este fin de semana a la cumbre del G20 en Buenos Aires. "Si es necesario, llevaremos el caso a las Naciones Unidas para que el poder judicial internacional se alce", dijo Erdogan y remarcó que Turquía seguirá con el caso hasta el final.

Describió el caso Khashoggi como un "problema mundial" e insistió a las autoridades saudíes que aclaren quién dio la orden y dónde está el cuerpo del periodista asesinado. "Queremos que todo quede claro", dijo Erdogan, tras asegurar que Turquía no tiene intención de dañar la imagen de la familia real saudí.

Durante la cumbre del G20, Erdogan criticó que el asesinato de Khashoggi no fuera un tema de agenda en esa reunión de líderes y acusó al príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salmán, -presente en Buenos Aires- de intentar desligara su país del caso.

Sánchez también pide que se esclarezca el caso

Por su parte, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, reclamó a Arabia Saudí que esclarezca el caso del periodista Jamal Khashoggi, que fue asesinado el pasado 2 de octubre en el consulado saudí de Estambul. "Nosotros lo que hemos dicho, tanto en el seno de la Unión Europea, como también en nuestras relaciones bilaterales con Arabia Saudí, es que se tiene que esclarecer qué es lo que ha sucedido", dijo Sánchez en una entrevista difundida por la cadena estadounidense CNN en Español y realizada en el marco de la cumbre del G20.

"Es más, esa investigación, si pudiera contar con el amparo internacional para garantizar su credibilidad, ayudaría mucho", agregó el mandatario socialista. Khashoggi fue asesinado el pasado 2 de octubre en el consulado saudí en Estambul, según ha reconocido Riad, a donde acudió para recoger unos documentos que le permitieran casarse con su prometida turca.