Los hechos por los que fue juzgada se remontan a 2014, cuando García de la Torre ejercía como abogada y defendió a un grupo de vecinos de Tui en un pleito contra una promotora. La Fiscalía la acusó de haber falsificado un documento relacionado con la ejecución de una sentencia en ese procedimiento, así como de un delito de deslealtad profesional, y pedía para ella dos años y medio de cárcel, multa e inhabilitación para cargo público y para el ejercicio profesional.

El juez considera probado que García de la Torre hizo llegar a sus clientes un documento "falso" elaborado por ella o por alguien que seguía sus indicaciones, pero considera que no hay delito porque dicho documento no llegó al "tráfico mercantil", sino que se quedó en el ámbito privado de la relación entre abogada y cliente.

Cuando se conoció la apertura de juicio oral contra ella, Eva García de la Torre, que siempre defendió su inocencia, pidió la baja voluntaria del PSdeG, aunque no renunció a su cargo como regidora.

(Habrá ampliación)

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.