El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha mostrado satisfecho con el acuerdo para el brexit, y ha sacado pecho respecto a Gibraltar al asegurar que "la UE se posiciona por primera vez y asume la posición política de España" en ese asunto, ya que el acuerdo "sitúa a España en una posición de fortaleza que no habíamos tenido nunca, redefine la posición de negociación de España con el Reino Unido respecto a la cuestión de Gibraltar, y no podemos estar más satisfechos".

"Ahora mismo España cuenta con muchas más garantías", ha proseguido Sánchez en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo Europeo que avaló el acuerdo para hacer efectivo el brexit.

"Con la salida del Reino Unido perdemos todos, sobre todo el Reino Unido, pero en relación con Gibraltar, España gana y gana Europa", ha asegurado.

Esa posición de fortaleza, ha aclarado Sánchez, refuerza a España para hablar en el futuro "de todo" con el Reino Unido, incluida la cosoberanía del Peñón. "Vamos a hablar de todo, por eso ahora empieza el momento más difícil, no solo vamos a hablar de Gibraltar", ha insistido.

Para el jefe del Ejecutivo, las garantías obtenidas por España —que llevaron a que esta levantara su veto al acuerdo este sábado— suponen "un antes y un después" respecto a la posición negociadora.

En este sentido, ha subrayado que la Comisión y el Consejo europeos han entendido la causa de España y han asumido su discurso político en torno al Peñón.  Sánchez ha explicado que la cuestión de Gibraltar es "emocional y de identidad nacional" y el Gobierno desea resolverla porque España lleva durante muchos años clamando ante la ONU que una colonia como Gibraltar debe ser resuelta conforme al derecho internacional. Pero junto a ello ha defendido la necesidad de promover el desarrollo económico del Campo de Gibraltar.

Al término de la rueda de prensa, Pedro Sánchez ha concluido:  "No somos el único país que ha puesto objeciones al acuerdo de retirada, pero somos el único que ha logrado una declaración del Consejo y de la Comisión y del Reino Unido".

"Vamos a tener que hablar con el Reino Unido de muchas cosas", ha recalcado Sánchez, antes de señalar que no va a desvelar ahora todo lo que tenga previsto llevar a cabo, sino que hay que "empezar a hacer el camino". Sí ha garantizado que su aspiración es "de una vez por todas resolver un conflicto que lleva más de 300 años existiendo".

Conversación con May

Por otro lado, Pedro Sánchez ha trasladado a la primera ministra británica, Theresa May, su voluntad de llegar a un acuerdo que resuelva la situación de Gibraltar en una conversación que ambos han mantido con motivo de la reunión en Bruselas.

De acuerdo a esta conversación, ella le ha expresado su deseo de que el Parlamento británico ratifique el acuerdo cerrado este domingo porque es el mejor posible al que se puede llegar. "No hay otro; este es el acuerdo", ha recalcado el presidente del Gobierno.

De la misma forma, ha dicho que él le expresó la voluntad de España de superar las discrepancias y llegar a acuerdos. "No solo se trata de estrechar lazos económicos, comerciales y demás, sino también de la voluntad noble, cierta, verdadera, de llegar a un acuerdo que resuelva este conflicto", ha señalado en referencia a la cuestión de Gibraltar.

Por último, Sánchez ha informado de que igualmente expuso a Theresa May la voluntad de su Gobierno y de los ciudadanos españoles (que dijo que consideran a los británicos como "un pueblo hermano") de tener las mejores relaciones bilaterales de todo tipo.