Según ha informado el Ayuntamiento vizcaíno, en esta campaña se incidirá también sobre personas que pudieran portar objetos peligrosos con los que se puedan cometer sustracciones por intimidación. La campaña se extenderá hasta el 14 de diciembre.

Este trabajo conjunto de Policía Local y Ertzaintza es uno más de los programados durante el año entre ambos cuerpos policiales "con el objetivo de satisfacer las demandas de la ciudadanía y que ésta siga considerando su municipio como un lugar seguro", han indicado fuentes municipales.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.