Ararteko, Manu Lezertua
Ararteko, Manu Lezertua PARLAMENTO VASCO - Archivo

El Defensor del Pueblo Vasco-Ararteko, en el Día Internacional para la Tolerancia, ha expresado su apoyo a los "esfuerzos de la sensibilización de la sociedad vasca contra los discursos de rechazo y odio, contra los prejuicios excluyentes y contra las actitudes intolerantes". "Es necesario el compromiso firme de todos y todas contra discursos y actitudes que promueven los prejuicios y el rechazo del otro", ha defendido.

En un comunicado, Ararteko ha dado a conocer una declaración institucional con motivo de la celebración del Día Internacional para la Tolerancia, efeméride destinada a "reivindicar la tolerancia como requerimiento social y legal en las relaciones públicas y privadas".

Tras afirmar que "sin tolerancia no es posible la convivencia pacífica", el Defensor del Pueblo Vasco se ha sumado al compromiso de las Naciones Unidas y de la UNESCO de promover aquellos principios que favorezcan la paz y el progreso económico, la dignidad de cada persona, la garantía de los derechos y el respeto por las diferencias culturales.

"Este compromiso se hace hoy más necesario que nunca ante la proliferación en nuestras sociedades europeas de actos de falta de respeto, xenofobia, rechazo del diferente, incluso de violencia e intimidación hacia personas extranjeras o pertenecientes a minorías culturales", ha señalado.

En este sentido, ha lamentado que "Euskadi no ha estado tampoco exenta de algunos comportamientos excluyentes de esta naturaleza" y ha recordado que "una actitud de tolerancia facilita el reconocimiento y respeto de los derechos humanos universales, favorece el diálogo y el debate, la aceptación de la diversidad en nuestras sociedades globalizadas y el derecho de todas las personas a vivir en paz y a ser titulares de derechos".

El Ararteko ha expresado su apoyo a los "esfuerzos de la sensibilización de la sociedad vasca contra los discursos de rechazo y odio, contra los prejuicios excluyentes y contra las actitudes intolerantes".

Asimismo, ha puesto de relieve "los riesgos que implica para cualquier sociedad la falta de aceptación de los derechos de las personas pertenecientes a minorías, las conductas discriminatorias y la violencia contra personas de determinados colectivos".

"Este tipo de conductas son contrarias a los valores y principios sobre los que se asienta la convivencia y la cohesión social en nuestra sociedad, y menoscaba seriamente la dignidad inherente a cada ser humano", ha advertido.

Consulta aquí más noticias de Álava.