La elegancia y la voz poética de Jorge Drexler brillaron este jueves en unos repartidos Grammy Latinos, donde el uruguayo se llevó tres premios, incluidos los de canción y grabación del año, y donde la española Rosalía confirmó, con dos galardones, el eco internacional de su fenómeno.

El fino elogio a las nuevas tecnologías de Telefonía dio a Drexler, afincado en España desde hace más de dos décadas, los gramófonos a canción y grabación del año, mientras que su disco Salvavidas de hielo completó el triplete al hacerse con la distinción al mejor álbum de cantautor. "Yo ya no sé qué decir, queridos amigos míos", dijo Drexler, visiblemente emocionado y sorprendido sobre el escenario.

Drexler se acordó con cariño de su familia ("Me aguantan tantas cosas, tantas horas fuera...", recordó) y del fallecido productor e ingeniero Ernesto 'Neto' García, que grabó su disco Salvavidas de hielo. "Que viva Iberoamérica, que viva la música iberoamericana, que viva Borges, que viva Pessoa, que viva la cumbia, que viva el reguetón, todo. Vamos arriba", cerró.

Éxito de 'Malamente'

La española Rosalía, el brasileño Chico Buarque, el mexicano Luis Miguel, el puertorriqueño Víctor Manuelle y la argentina Claudia Montero formaron el nutrido grupo de artistas que lograron dos Grammy Latinos.

La fusión de flamenco y género urbano de Rosalía, una de las sensaciones de la temporada, logró los premios a mejor canción alternativa y mejor fusión/interpretación urbana, ambas por Malamente.

"Gracias a todas las mujeres de la industria que me han enseñado que se puede porque gracias a ellas estoy aquí", afirmó la joven tras mencionar a grandes figuras como Lauryn Hill, Björk o Kate Bush.

Decepción de J Balvin y ausencia de Luis Miguel

Pese a que partía como gran favorito con ocho nominaciones, la estrella colombiana J Balvin se tuvo que conformar con un solo gramófono dorado: el de mejor álbum de música urbana por Vibras.

"(Gracias a) todos los que están representando este género, que hemos luchado tanto, que a veces ha sido un poco discriminado, pero aquí seguimos luchando y demostrando que hay gente con mucho talento", afirmó Balvin. "Valoren la nueva sangre que viene porque somos el futuro de la música (...). Es hora de crear nuevas leyendas", indicó.

Luis Miguel, por su parte, dio la sorpresa al llevarse el galardón al álbum del año con México por siempre, aunque el público de la gala recibió con decepción que el cantante no hubiera acudido al evento.

"Haciendo historia"

"Haciendo historia", exclamaron en su actuación Marc Anthony, Will Smith y Bad Bunny al dar el pistoletazo de salida a la ceremonia con la bilingüe "Está rico". Acompañado por Natalia Lafourcade, Mon Laferte y El David Aguilar, Jorge Drexler comandó un all-star de cantautores para ofrecer una deliciosa Telefonía.

Y Carlos Vives se rodeó de los también colombianos Monsieur Periné para una colorida Hoy tengo tiempo, que llevó la fiesta a los pasillos del MGM Grand Garden Arena de Las Vegas.

El viaje de los Grammy Latinos por la diversidad músical de Iberoamérica también hizo escala en Puerto Rico de la mano de Kany García y su balada Para siempre. Fue, además, una noche de contrastes sobre el escenario, ya que se pasó del sonido tradicional mexicano de Banda Los Recoditos al ritmo urbano y sensual del boricua Ozuna.

Uno de los momentos más esperados de la noche era la presentación de J Balvin, que tuvo como introducción a la mexicana Carla Morrison entonando prácticamente a oscuras Vibras. A continuación, el de Medellín abordó Ambiente con una singular puesta en escena, más vistosa que espectacular, dominada por plásticos reflectantes y efectos luminosos multicolor.

El espectáculo de Rosalía

Rosalía, la segunda artista con más nominaciones, desplegó un arrollador espectáculo, mitad flamenco, mitad urbano, para defender su éxito Malamente.

Vestida completamente de blanco, la española triunfó con una actuación ambientada en una joyería, con toques rojos y dorados en la escenografía, y con una parte extendida de la canción inspirada en baile flamenco.

Víctor Manuelle dejó detalles de salsa en Quiero tiempo, y la jovencísima Ángela Aguilar, de quince años, emocionó con su versión de La Llorona.

La energía de Nicky Jam contó con el impulso de J Balvin y Steve Aoki en X y Jaleo, antes de que Maná, premio Persona del Año 2018, abordara sus éxitos En el muelle de San Blas, Labios compartidos y Clavado en un bar.

La conexión colombiana-estadounidense de Sebastián Yatra y Halsey dio paso al puertorriqueño Bad Bunny, que literalmente prendió fuego al escenario con impactantes temas como Chambea o Soy peor.

La voz sensible del español Pablo Alborán con No vaya a ser y la colombiana Karol G, ganadora del Grammy Latino a mejor nuevo artista, con una sexy Mi cama echaron el cierre a la noche.