Macaco, mono rhesus
Macaco, mono rhesus LAUREN BRENT - Archivo

De acuerdo a una información publicada este martes por el diario indio The Times of India, un mono de la especie Macaca Mulatta, o Macaco Rhesus, entró en una vivienda de las afueras de Agra el pasado lunes y secuestró y mató a un niño de 12 días de edad.

El cuerpo del bebé se encontró en el tejado de una casa vecina.

Según los testigos, el secuestro tuvo lugar cuando la madre del pequeño le daba el pecho. El primate entró en la vivienda por la puerta principal, que se encontraba abierta, y agarró al niño por el cuello.

El padre de la criatura explica que "antes de que su madre se diera siquiera cuenta, el mono se había llevado a nuestro hijo. Después de perseguirlo, dejó al bebé en el tejado de un vecino, pero ya era demasiado tarde. Estaba sangrando profusamente y no tenía pulso. Lo llevamos a un hospital privado cercano, donde certificaron su muerte".

Algunos residentes locales han contado que, antes de secuestrar al infante, el mismo mono había intentado atacar a una niña de catorce años, que resultó levemente herida al escapar del animal.

La abundante presencia de monos en Agra y otras ciudades del norte de India se explica por la destrucción de su hábitat natural y la expansión humana, que ha obligado a estos animales ha desplazarse y recurrir a una de las fuentes más abundantes de alimento que quedan: la actividad humana. Considerados sagrados por el hinduísmo, esta especie se ha adaptado a vivir en las urbes, donde proliferan a pesar de los esfuerzos por apartarlos de las calles.