Central térmica de Andorra
Imagen de archivo de la central térmica de Andorra (Teruel). EUROPA PRESS

Endesa ha comunicado a las centrales sindicales que no ha procedido a presentar al Gobierno la solicitud oficial de cierre para sus centrales térmicas de carbón de Andorra (Teruel) y Compostilla (León). La energética ha convocado este jueves a los sindicatos para explicarles la situación respecto al futuro de estas dos centrales, según fuentes de la compañía.

No obstante, la empresa también ha transmitido a los representantes de los trabajadores que el consejo de administración de Endesa ha aprobado su nuevo plan estratégico, que presentará el próximo miércoles, y que en él no se recogen, al igual que en las anteriores 'hojas de ruta' de la compañía, las inversiones necesarias para adaptar estas dos centrales de carbón a las medidas requeridas por la directiva de emisiones de la Unión Europea.

En su actual plan inversor presentado el año pasado, Endesa preveía unas inversiones totales de 5.000 millones de euros en el periodo 2017-2020, de las cuales unos 300 millones de euros se destinarían a adaptar el carbón a las mejores prácticas ambientales. En concreto, este plan inversor para el carbón que preveía la energética se centra en las centrales térmicas de Litoral (Almería) y As Pontes (A Coruña).

Este jueves, el secretario de Estado de Energía, José Domínguez, confirmó que nueve de las catorce centrales térmicas de carbón que hay en España echarán el cierre en junio de 2020, tras no haber hecho esas inversiones requeridas por la normativa europea en desnitrificación y desulfurización para poder continuar con su actividad, y prevé que las cinco restantes no alarguen su actividad más allá de 2030.

"Lo que nosotros creemos que va a ocurrir, pero no lo estamos imponiendo, es que van a cerrar entre 2020 y 2030 todas. En 2030 no habrá ninguna central de carbón, pero mi vaticinio es que van a cerrar bastante antes de una manera natural, y no porque las cerremos", subrayó Domínguez tras participar en el XX Encuentro gasista organizado por 'Expansión'.

En concreto, las cinco centrales que el Gobierno prevé que alarguen su vida más allá de 2020 son las de As Pontes (A Coruña) y Litoral (Almería), ambas propiedad de Endesa; Los Barrios (Cádiz) -de Viesgo-, y Aboño y Soto de Ribera, las dos en Asturias y propiedad de EDP España.