Carlos de Inglaterra y su mujer
El príncipe Carlos de Inglaterra y su mujer, Camila, duquesa de Cornualles, saludan a su llegada al hospital de St. Mary's de Londres (Reino Unido). Gerry Penny / EFE

El príncipe Carlos, heredero al trono británico, cumple este 14 de noviembre 70 años, de los cuales 66 los ha pasado esperando a asumir las responsabilidades de su madre, la reina Isabel II, aunque de cara a la sucesión desempeña cada vez más funciones oficiales. Carlos, de la casa Windsor, es el príncipe que más años ha sido heredero a la corona de la historia británica y el que más años ha ostentado el título de príncipe de Gales, que recibió en 1958.

Carlos Felipe Arturo Jorge nació el 14 de noviembre de 1948 en el palacio de Buckingham, residencia oficial de la familia real británica, un año después de la boda de sus padres, la reina Isabel II y el duque de Edimburgo, en la Abadía de Westminster. Con casi 4 años de edad, Carlos se convirtió en heredero al trono al asumir su madre la corona en febrero de 1952 por la muerte del rey Jorge VI mientras ella estaba en Kenia.

La vida del príncipe ha sido una larga espera dada la buena salud de la soberana. A pesar de sus 92 años, Isabel II no renuncia a su función de jefa de Estado ni tiene intención de abdicar, después de prometer de joven que sería reina hasta la muerte. Carlos ha vivido entre el rigor de los aposentos reales, la estricta educación de colegio de internado y una monarquía británica actual, más adaptada a los nuevos tiempos, en los que el divorcio o el origen social no son un obstáculo para entrar en la familia real.

El 29 de julio de 1981, el príncipe Carlos, con 32 años, se casó con lady Diana Spencer, en la catedral de San Pablo, en Londres, ceremonia seguida por televisión por millones de personas en todo el mundo. Diana de Gales aportó aire fresco. Con el tiempo su presencia ayudaría a marcar un antes y un después de la monarquía británica debido a su naturalidad y gestos cercanos con la gente.

Fruto de esa unión nació en 1982 Guillermo, segundo en la línea de sucesión, y dos años después lo hacía Enrique. Sin embargo, aquel matrimonio visto por muchos como un cuento de hadas mostró pocos años después el otro lado de una realidad distinta. El príncipe Carlos mantenía una relación extramarital con Camilla Parker Bowles, según reveló la prensa.

Divorcio y muerte de Diana

Ese matrimonio, aireado con lujo de detalles por la siempre invasora prensa amarilla, acabó oficialmente en 1992 cuando el entonces primer ministro John Major comunicó en el Parlamento la separación de los príncipes, que se divorciarían en 1996. Un año después, el 31 de agosto de 1997, Diana de Gales moría en un accidente de coche en París junto a su amigo Dodi Al Fayed.

Fue Carlos quien viajó a París para traer en un avión privado el féretro de lady Di. Aquellos momentos fueron los más bajos de la monarquía británica. En abril de 2005, el heredero al trono se casó, tras el visto bueno de su madre, con Camilla, que adoptó el título de duquesa de Cornualles, quien hoy es aceptada por los británicos.

Mientras el príncipe de Gales espera y espera, su familia aumenta al ser abuelo de tres niños, los príncipes Jorge, Carlota y Luis (hijos de los duques de Cambridge), y en la próxima primavera será abuelo por cuarta vez por el esperado nacimiento del hijo de los duques de Sussex, Enrique y Meghan.

Con motivo de su cumpleaños, el príncipe de Gales ha prometido en un documental de la BBC que no se "entrometerá" en asuntos que ha defendido hasta ahora cuando suceda a su nonagenaria madre y tenga que hacer respetar los "parámetros constitucionales".