Imagen del brillo naranja envolviendo la Tierra
Imagen del brillo naranja que fue tomada en octubre. NASA

El pasado 7 de octubre de 2018, un astronauta a bordo de la Estación Espacial Internacional (ISS) tomó esta fotografía mientras orbitaba a una altitud de más de 400 kilómetros sobre Australia.

El tono naranja que envuelve a la Tierra se conoce como luminiscencia nocturna, bandas difusas de luz que se extienden de 75 a 600 kilómetros en la atmósfera terrestre.

El fenómeno ocurre típicamente cuando las moléculas (principalmente nitrógeno y oxígeno) son energizadas por la radiación ultravioleta (UV) de la luz solar. Para liberar esa energía, los átomos en la atmósfera inferior chocan entre sí y pierden energía en la colisión. El resultado es un colorido resplandor.

La luminiscencia nocturna revela algunos de los fenómenos de los confines superiores de nuestra atmósfera. Puede ayudar a los científicos a aprender sobre el movimiento de partículas cerca de la interfaz de la Tierra y el espacio, incluidas las conexiones entre el clima espacial y el clima terrestre. Los satélites ofrecen una forma de estudiar esta zona dinámica.

El satélite IONospheric Connection Explorer (ICON) de la NASA, cuyo lanzamiento ha tenido lugar este mes de noviembre, ayudará a los científicos a comprender los procesos físicos en el trabajo donde la atmósfera de la Tierra interactúa con el espacio cercano a la Tierra.