Terremoto y tsunami en Indonesia
Una joven es rescatada de las ruinas inundadas de su casa en Palu (Indonesia), tras los terremostos y el tsunami que dejaron más de 800 muertos en las islas de Célebes. Arimacs Wilander / EFE

El líder del principal partido opositor de Malasia, Zahid Hamidi, dijo que el terremoto y el tsunami que asolaron la isla indonesia de Célebes es un "castigo divino" por las actividades de la comunidad LGBT (lesbianas, gais, bisexuales y transexuales).

Hamidi, ex viceprimer ministro de Malasia, señaló este martes durante una sesión en el Parlamento que la "destrucción" de la ciudad de Palu y la muerte y desaparición de miles de personas se debe a la "ira de Allah" contra unos 1.000 miembros del colectivo LGBT, informa el diario The Star.

El político, presidente de UMNO que gobernó el país ininterrumpidamente desde la independencia en 1957 hasta el pasado mayo, reclamó la implantación de un programa para "ayudar" a la citada comunidad y así evitar un "castigo" similar en territorio malasio.

El opositor, a quien se le imputan más de 40 cargos de lavado de dinero y abuso de poder, fue reprobado por miembros del actual Ejecutivo al recordar que "la mayor enfermedad social y actividad inmoral" es la corrupción.

El 28 de septiembre un terremoto de magnitud 7,5 azotó la costa de la isla de Cébeles y provocó un tsunami que impactó con algunas de las ciudades de la región. El desastre provocó la muerte de 2.103 personas y 4.612 heridos graves, según el último recuento oficial, además de una estimación de 5.000 personas que han sido dadas por desaparecidas.