Palu, Indonesia
Palu, Indonesia, antes y después del terremoto y el tsunami. YOUTUBE

Al menos 70 menores continúan desaparecidos tras el seísmo y tsunami que azotaron la isla de Célebes el 28 de septiembre y dejaron más de 2.100 muertos, informó hoy el ministerio de Asuntos Sociales de Indonesia.

El total de desaparecidos oficiales por el desastre se sitúa en 680, sin embargo las autoridades estiman que cerca de 5.000 personas podrían estar bajo los escombros en las zonas más afectadas, donde ya han terminado las labores de búsqueda.

El director de Rehabilitación Social Infantil del ministerio, Nahar, indicó a Efe en conversación telefónica que la cifra proviene del registro de padres y parientes que buscan a los menores y añadió que cinco familias al margen de las 70 ya se han reunido.

ONG sobre el terreno y la Comisión Indonesia para la Protección del Niño (KPAI) han advertido de la vulnerabilidad de los menores a la trata de personas, abusos sexuales y la perdida de posesiones al carecer de documentos de identidad.

Además, organizaciones como Save the Children llevan a cabo las labores de asistencia alimentaria y psicológica en la provincia de Célebes Central, así como la formación de voluntarios y profesores a través de cursos que se centran en la protección de los niños.

El seísmo ha interrumpido la educación de más de 177.000 estudiantes entre la educación preescolar y secundaria, según indicó esta semana el portavoz de la agencia nacional de Gestión de Desastres, Sutopo Purwo Nugroho.

Helicópteros cisterna rociaban desinfectante el jueves para prevenir enfermedades en las poblaciones donde se concentran la mayoría de cadáveres sepultados, Petobo, Balaroa y Jono Oge, que están ubicadas en la capital de Célebes Central, Palu, o en sus alrededores.

El barrio de Balaroa y las aldeas de Petobo y Jono Oge fueron afectadas por la licuefacción de suelo, un fenómeno que ocurre cuando un fuerte terremoto golpea un suelo de tierra poco sólida y con grandes bolsas de agua, lo que libera una gran cantidad de barro que arrastra los edificios.

Según el último recuento oficial, el desastre en Célebes causó la muerte de 2.103 personas y dejó 4.612 heridos graves, lo que le convierte en la peor tragedia natural que ha sufrido Indonesia desde el tsunami que en 2004 barrió la provincia de Aceh.

Indonesia se asienta sobre el llamado "Anillo de Fuego del Pacífico", un área de gran actividad sísmica y volcánica.