Un vídeo difundido en redes sociales y grabado en un vuelo de Ryanair entre Barcelona y Londres ha levantado una fuerte polémica: en él, un hombre se niega a sentarse junto a una mujer de raza negra.

El hombre exigió a los auxiliares de vuelo que reubicaran a la mujer en otro lugar: "No quiero sentarme junto a tu fea cara, tu puta fea cara", dijo el hombre. La mujer intentó hablar con él, pero el hombre siguió insultándola: "No me hables un puto idioma extranjero, puta vaca fea".

Un pasajero sentado tras ellos trató de poner paz y pidió al hombre que parara, mientras otros pasajeros exigían que el hombre fuera expulsado del vuelo. Finalmente, un auxiliar de vuelo se acercó a los asientos de la discusión y acabó levantando a la señora y ubicándola en otro lugar.

Ryanair ha recibido numerosas quejas por ser finalmente la mujer la que tuvo que moverse.

La compañía ha asegurado, tras la trascendencia del incidente, que "ha informado de lo sucedido a la policía de Essex y, ahora que este asunto está en manos de la policía, no podemos hacer comentarios".