Sánchez y May
Pedro Sánchez conversa con Theresa May en Bélgica. Presidencia Gobierno / EFE

El presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, ha dicho este jueves que el protocolo sobre Gibraltar a cuenta de la salida del Reino Unido de la UE (brexit) "está cerrado".  Lo ha comunicado en la rueda de prensa posterior al consejo ordinario que se ha celebrado en Bruselas.

Sánchez ha explicado a los periodistas que en la negociación global del brexit entre Reino Unido y la UE se han acordado también tres protocolos: los de Gibraltar, Chipre e Irlanda del Norte. En ese sentido, el protocolo de Gibraltar "ya está concluido" y solo pendiente de firma, la señalado el mandatario.

"Gibraltar no va a ser un problema para llegar a un acuerdo del brexit", ha dicho Sánchez.

Acuerdos bilaterales

El presidente ha aclarado que estos protocolos son independientes de los acuerdos bilaterales a los que tienen que llegar España y el Reino Unido sobre cuestiones que afectan a Gibraltar y Campo de Gibraltar en el día a día.

Esas cuestiones son negociadas entre Madrid y Londres en cuatro "memorandos de entendimiento". Sánchez confía a que estas cuestiones se resuelvan pronto ya que ha percibido un "cambio de actitud" en el Gobierno de la primera ministra británica Theresa May.

Pero si finalmente no hay acuerdo sobre ellos, ha dicho, "no pasa nada", porque hay tiempo para seguir negociando.   Se trata, ha dicho, de fiscalidad, cooperación medioambiental, cooperación policial y de seguridad y movimiento de trabajadores entre Gibraltar y el Campo.

En los acuerdos se ha dejado de lado cuestiones de fondo como la soberanía sobre el Peñón o el uso del aeropuerto de Gibraltar. Ello se hizo para facilitar la negociación del brexit, pues son temas en los que las posiciones de Londres y Madrid están "a años luz".

 "Como lo que queremos sobre todo es que haya un acuerdo y dar estabilidad a la ciudadanía, los elementos donde es evidente que estamos a años luz de poder entendernos, como el uso del aeropuerto o la soberanía se dejaron a un lado, se apartaron de la negociación", ha dicho.

El presidente ha aclarado que la decisión de dejar estos temas de lado fue del Gobierno de Rajoy. "Nosotros solo hemos recogido el testigo de la anterior administración, porque esta es una cuestión de Estado y tenemos que seguir la hoja de ruta marcada anteriormente", ha explicado.

Sánchez ha respondido así a las críticas del PP, que le reprocha no aprovechar la negociación para reclamar la soberanía, y ha opinado que eso demuestra que "la oposición dice lo que piensa pero no piensa lo que dice".