Eva González hizo su primera aparición como fichaje estelar de Antena 3 en El hormiguero de este miércoles. A lo largo del día ya se había desvelado que la andaluza iba a ser la nueva presentadora de La Voz, pero Pablo Motos ha intentado darle emoción y la presentó por todo lo alto.

"Ha sido un día muy bonito y complicado, y entremedias, un niño de 7 meses", confesó Eva, que deja atrás 6 años y 15 ediciones como presentadora de las diferentes versiones de MasterChef en Televisión Española. Ha comentado que "el cambio ha sido duro", pero ella también se mostró reticente a cambiar de cadena en las primeras conversaciones con Antena 3: "Cuando me llamaron para ofrecerme presentar La Voz, les colgué el teléfono. No les di el sí tan rápido, pero al final acepté porque me apasiona la música y donde siempre me he sentido a gusto", afirmó la presentadora.

Eva ha confesado que "anoche no dormí bien porque sabía que tenía que venir aquí, todo era como muy secreto y me volvía loca el no poder decir que era yo. Tenía muchas ganas de contarlo", admitió. "Es más, en conversaciones con amigos que salía el tema de quien iba a presentar La Voz y no contestaba. Eso sí, no me preguntaban si iba a ser yo la que lo fuera a hacer", confesó entre risas. "Debe ser porque no canto muy bien", añadió.

Posteriormente, Pablo Motos le preguntó por su nueva vida como madre. "Mi hijo me la ha cambiado mucho, pero Cayetano y yo nos repartimos las labores, él le duerme y yo, le doy de comer", comentó. Para finalizar el programa, Eva afirmó que "presentar La Voz es un pedazo de reto".