El rey Felipe VI viajó este miércoles en el Metro de Madrid con motivo de la inauguración de los actos conmemorativos del centenario del suburbano. El presidente de la Comunidad, Ángel Garrido, declaró antes de entrar en la estación de Metro de Sol para acompañar al monarca que esta visita es "histórica, como también lo fue la de Alfonso XIII en su inauguración", el 17 de octubre de 1919.

Acompañado por doña Letizia, don Felipe viajó en metro como Príncipe en febrero de 2005 para conocer las obras de ampliación de esta misma línea hacia el sureste, con un recorrido Congosto-Alto del Arenal que se prolongó hasta Sol, y en marzo de 2013 bajó a los túneles en construcción de la prolongación de la línea 9 hasta Mirasierra, pero el de hoy ha sido su primer viaje como Rey.

"Me pilla un poco a desmano", ha bromeado el monarca cuando una periodista ha recordado que él no es usuario habitual del Metro, y ha añadido: "Ya tengo el cartel, por algo se empieza", en alusión a una placa con el conocido rombo identificativo de esta compañía, que había recibido como obsequio simbólico al final de la visita.

"¿Quién de ellos es el rey?"

"Déjenos un poquito, hombre, que le hacemos una foto y ya", le ha dicho una señora a uno de los policías que trataba de contener a los grupos de curiosos agolpados junto a los tornos de la estación de Metro de Sol.  Acompañado entre otros de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y del presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, Felipe VI ha accedido al Metro a las 11.30 horas, como estaba previsto, con la tarjeta de transporte público 'Multi'.

"¿Quién de ellos es el rey?", ha preguntado a los periodistas un venezolano que estaba de paso en Madrid como turista. Con el móvil en mano, decenas de viajeros han hecho un parón para tratar de fotografiar a Felipe VI desde diversos puntos del vestíbulo de Sol.

Algunos de ellos lo han seguido de lejos por la estación hasta el andén de la línea 1, donde el rey ha esperado pacientemente durante cerca de diez minutos la llegada de su tren, que finalmente ha sido el cuarto en aparecer, mientras otros tantos viajeros contemplaban la escena con caras de asombro desde el otro lado de las vías. El primer coche estaba reservado para Felipe VI.

Pese a las fuertes medidas de seguridad, unos pocos ciudadanos han subido por casualidad al primer coche, donde viajaba don Felipe, como una señora que se ha montado en la estación de Valdeacederas y a la que han permitido quedarse con la comitiva hasta Plaza de Castilla. "Lo hemos hecho por la novedad, nunca lo habíamos visto en persona", ha contado el joven, que ha logrado montarse con su prima en uno de los coches posteriores al del jefe del Estado.

Otro chico se ha subido a este mismo tren en la estación de Tribunal, extrañado por haber visto "tanta gente" en el primer coche mientras el resto estaban prácticamente vacíos. "No tenía ni idea de que iba el rey", ha comentado. Un señor tampoco se había enterado de la ilustre visita hasta llegar a Sol y ha decidido acompañarle durante todo el trayecto, hasta la estación de Chamartín, aunque unos cuantos coches más atrás. "No tengo prisa, estoy ya jubilado", ha contado.

En su mismo coche viajaban representantes del sindicato de maquinistas ataviados con unas camisetas con el lema "Atención, contiene amianto. Respiramos polvo que es peligroso para la salud", así como un representante de la asociación Madrid Ciudadanía y Patrimonio, feliz por poder hacer un "viaje histórico".

"Para nosotros un auténtico honor"

Tras doce paradas, Felipe VI ha llegado a la estación de Chamartín, donde tras saludar a miembros del comité de dirección de Metro y representantes sindicales ha visitado una exposición histórica conmemorativa del centenario de la compañía. Acompañado también por trabajadores y familiares de los fundadores del suburbano, se ha fotografiado junto a dos coches del primer modelo de Metro madrileño, emulando así la instantánea que se hizo su bisabuelo.

"Arrancamos este centenario con la presencia del rey Felipe VI, lo que es para nosotros un auténtico honor", manifestó Garrido, quien señaló que "hoy es un día muy importante para los madrileños". "Celebramos que tenemos 100 años de un transporte público como metro, que es uno de los mejores del mundo".

Ya en el interior del suburbano, Garrido acompañó al monarca en la inauguración de la exposición de trenes clásicos restaurados de metro, con la que la Comunidad de Madrid da comienzo a las celebraciones para conmemorar el centenario del suburbano, que se extenderán durante todo el año con una amplia programación de actividades.

Antes de inaugurar la exposición, Felipe VI y Garrido viajaron en tren desde la estación de Sol a la de Chamartín, un trayecto similar —aunque algo más largo— al que Alfonso XIII realizó en 1919 durante el acto de inauguración del suburbano y que supuso el primer viaje en metro que se realizaba en España.

Consulta aquí más noticias de Madrid.