Andén de la L1 del Metro de Barcelona.
Un andén de la L1 del Metro de Barcelona. TMB

Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) ha detectado amianto en los bajos de tres vagones de un convoy de la serie 4.000 del metro este martes, según ha informado a la plantilla en un comunicado interno que ha sido difundido por el sindicato CGT.

La compañía está haciendo inspecciones en los trenes de esta serie, pero también en los de la 2.000 y en los de la 3.000. En concreto, la empresa ha detectado "amianto (crisotilo en un porcentaje entre el 5% y el 10%) en la pintura bituminosa" de los tres vagones.

TMB explica a los trabajadores que es el primer tren en el que se detecta este material después de analizar cuatro de las series 3.000 y 4.000. También indica que el producto está aplicado en una zona fuera del alcance del pasaje.

En el comunicado interno, TMB explica que la pintura bituminosa antisonora se encuentra en la zona bajo el bastidor y en la estructura interior de la caja de los tres vagones. Añade que en todas las mediciones ambientales hechas en los talleres del metro, en los trenes y en el resto de la red, desde la entrada en vigor en 2006 del Real Decreto de trabajos con riesgo de amianto, "no se ha detectado presencia de amianto que suponga un riesgo para la seguridad y la salud de las personas".

Ahora, TMB ha indicado a la plantilla que identificará los tres vagones afectados con la etiqueta internacional de presencia de amianto, y que no hará actividades que provoquen una degradación de la pintura, ni en estos ni en otro tren donde se pudiese encontrar el producto tóxico.

También hará un refuerzo de formación de los trabajadores de Material Móvil de las líneas L1 y L3 y acelerará las inspecciones de presencia de amianto a todos los trenes de las series 3.000 y 4.000.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.