De morado
Cacerolada de arranque de la huelga feminista del pasado 8M en la Puerta del Sol, con la sede de la Comunidad de Madrid iluminada de morado. EUROPA PRESS

En el año del desborde del movimiento feminista por las avenidas de Madrid, las estadísticas oficiales demuestran los muchísimos callejones que todavía lo rodean. Los delitos que se registran contra la libertad sexual crecen en la región. Lo hacen, además, a ritmo de un 19,2%, tomando como referencia el dato de incoaciones que la Fiscalía de Madrid ha publicado recientemente en su memoria de actuaciones de 2017. Según ese balance, durante ese año, se iniciaron 2.257 procesos frente a los 1.894 registrados en los doce meses anteriores. O, lo que es lo mismo, un caso cada cuatro horas.

Por citar varios ejemplos, los procedimientos relacionados con violaciones aumentaron un 23,7%, un 22,2% los tipificados como acoso y un 17,7% los de abuso sexual –que suben hasta el 53,6%, por cierto, cuando las víctimas son menores–.

En su informe, la Fiscalía define así una "cifra ascendente" en este abanico de delitos y reclama "un sereno análisis" y "políticas de prevención más eficaces" para atajar la situación. En realidad, sus datos están en consonancia con los que ya dibujó en su momento el Ministerio del Interior, cuando alertó en marzo de que, en 2017, Policía y Guardia  Civil notificaron un singular tirón de las denuncias por ataques contra la libertad e indemnidad sexual.

Ampliando el foco, la Fiscalía constata igualmente otro ascenso en el número de procedimientos incoados bajo el epígrafe de violencia doméstica y de género, de hasta el 9,5% en un año. Dentro de este capítulo, "la inmensa mayoría de los delitos", según el fiscal, correspondieron a casos de lesiones y maltrato familiar (21.027, un 12% más). Aquí, amenazas, coacciones y acoso también sufrieron incrementos y solo se rebajó el número de procesos por "maltrato habitual".

Este 2018, las perspectivas son poco optimistas. Interior ha registrado otra subida, del 4%, de las infracciones penales contra la libertad sexual en los seis primeros meses del año en la Comunidad, tres puntos por encima de la media. Además, el Sistema de Seguimiento Integral en los casos de Violencia de Género (VioGén) mantiene activos 7.896 casos, 40 más que hace un año y hasta 678 más que hace dos.

La Comunidad, a la espera de 10 millones para violencia de género

La difusión de este incremento de los casos de violencia sexual coincide con la llegada a Madrid de los fondos del Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

Pese a que este acuerdo se firmó hace un año, el Gobierno central ha tardado meses en cuantificar el dinero que lo acompaña y que todavía no ha transferido, según denuncia el Ejecutivo autonómico a este medio.

La consejera de Políticas Sociales, Lola Moreno, explica hoy en la Asamblea –a instancias del PSOE– cómo planea invertir los 10,2 millones de euros que le corresponden a la Comunidad cuando lleguen.

Cs: "No se ha puesto en marcha ni una medida"

A la luz de los datos, grupos de la Cámara como Ciudadanos censuran que, en este tiempo, Moreno "no haya puesto en marcha ni una sola medida para la detección temprana de las víctimas ni para su seguimiento individualizado ni para acelerar la acogida en pisos protegidos de las mujeres que no han presentado denuncia", indica a 20minutos.es la diputada Esther Ruiz.

"Además, siguen sin cubrir las guardias de tarde y los fines de semana de las Unidades de Valoración Forense, como si el maltrato se produjese solo en horario de oficina", añade.

Por su parte, la Consejería admite el incremento de las denuncias, pero resalta la "mayor concienciación" como factor y defiende su trabajo "desde hace años", como a través del Centro Cimascam.

Consulta aquí más noticias de Madrid.