Vagón del Metro de Barcelona
El interior de un vagón del metro de Barcelona. TMB - Archivo

Se preveía una Mercè pesada en cuanto a movilidad por la huelga parcial que habían anunciado los empleados del metro de Barcelona entre el viernes y el lunes, pero finalmente esta no deslucirá la fiesta. Y es que los trabajadores del suburbano han decidido este jueves en asamblea desconvocarla, con 171 votos en contra del paro, 34 a favor y 39 abstenciones. Con la huelga de metro suspendida, pues, los únicos problemas para desplazarse por la ciudad previstos durante la fiesta mayor de Barcelona son los que provocará el Día sin Coches, que se celebrará el sábado en el marco de la Semana Europea de la Movilidad y que comportará cortes de tráfico en la Via Laietana y Gran de Gràcia.

Fuentes sindicales han explicado que el principal motivo que ha llevado a anular el paro del suburbano –convocado por UGT, CCOO, CIM, SU y CPTC pero sin el apoyo del sindicato mayoritario, la CGT– han sido las diferencias entre estas organizaciones, que tienen elecciones previstas para noviembre. Con la protesta, los trabajadores pretendían denunciar lo que ellos consideran incumplimientos del convenio colectivo por parte de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB).

Con la protesta, los trabajadores, oficialmente, pretendían denunciar lo que ellos consideran incumplimientos del convenio colectivo por parte de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB). En el fondo, sin embargo, estaba la batalla entre los seis sindicatos que los representan y que tienen elecciones previstas para noviembre.

La desconvocatoria de la huelga supone que el metro, como ya es tradicional con motivo de la Mercè, ofrecerá un servicio ininterrumpido durante las fiestas. Este viernes ha empezado a circular a las cinco de la madrugada y no parará hasta las doce de la noche del lunes.

El Tram, ha informado este jueves la Autoritat del Transport Metropolità (ATM), tendrá el mismo horario que el metro, y la línea de autobús 150, que cubre la montaña de Montjuïc, se reforzará con más vehículos desde el sábado hasta el lunes, de las 10.30 a las 22 horas. Esto permitirá que tenga una frecuencia de cinco minutos.

Además, las líneas de los Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) L6, L7, L8 y L12 circularán ininterrumpidamente las noches del viernes, el sábado y el domingo, con intervalos de paso de 25 minutos.

No todo serán facilidades para desplazarse, sin embargo, porque este sábado, durante el Día sin Coches, que quiere mostrar como sería una ciudad con un tráfico más pacificado, Gran de Gràcia estará cortada de las 17 a las 21 horas y la Via Laietana, durante toda la jornada. En esta última calle se aprovechará la ausencia de vehículos para organizar diversas actividades. Está previsto instalar camas elásticas y un 'skate park' y ofrecer talleres diversos y 'masterclasses' de yoga y pilates.

El Ayuntamiento informará sobre las afectaciones del Día sin Coches y hará recomendaciones de movilidad a través del teléfono 010 y de los hashtags #BCNsensecotxes y #MercèRespira.

Dos estands antimachistas

Como el año pasado, Barcelona contará con dos estands antimachistas durante la Mercè, que ofrecerán información acerca de lo que es violencia sexual y atenderán a víctimas, independientemente de si han sido agredidas en la fiesta o de si lo fueron en otro momento de su vida. Uno estará situado en la playa del Bogatell y abrirá el sábado y el domingo de las 21 a las 3 horas y el segundo se ubicará en la avenida Maria Cristina desde este viernes hasta el domingo y tendrá el mismo horario.

Más atención a los discapacitados

El Castell de Montjuïc y los parques de la Trinitat y de la Ciutadella acogerán durante la Mercè espectáculos de malabares y danza de artistas con diversidad funcional y en la plaza de Catalunya se podrá participar en la Olimpíada de la Salut Mental.

Por otro lado, el Ayuntamiento ha hecho una versión accesible del programa de las fiestas.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.