Carretera Catalana
Una imagen de carreteras del Servei Català de Trànsit. SCT

A pesar de que cada vez circula más información acerca de los riesgos que comportan las imprudencias al volante, los accidentes mortales en las carreteras y el número de muertos que estos provocan están creciendo en Cataluña en los últimos años y este verano no ha sido una excepción. Del 22 de junio al 11 de septiembre fallecieron 52 personas, un 16% más que en el mismo periodo de 2017 (45), y se produjeron 41 siniestros que comportaron muertes, un 8% más que entonces (38).

Son datos que ha dado a conocer este miércoles el conseller de Interior, Miquel Buch, que aunque ha señalado que durante la temporada estival ha habido "cierta contención" de las cifras respecto a los días del año precedentes -cuando los accidentes mortales aumentaron un 26% y los muertos, un 37% en relación a la misma época de 2017- "en ningún caso" están "satisfechos". También ha apuntado que la primera quincena de agosto fue especialmente trágica, porque se produjeron diversos siniestros con más de una persona fallecida.

Buch ha hecho balance, además, de la siniestralidad vial en lo que va de año y este ha sido todavía peor que el del verano. Entre el 1 de enero y el 11 de septiembre los muertos fueron 137, un 28% más que en los mismos días de 2017 (107), y los accidentes mortales, 113, un 19% más que entonces (95). Sigue así la tendencia al alza de los porcentajes, después de que el año pasado los fallecimientos se incrementaran un 7,4% respecto al anterior y los siniestros que los provocaron, un 9%.

La principal causa de los accidentes con muertos o heridos en 2018 son las distracciones (hasta ahora han sido las responsables del 24%), mientras que en el segundo lugar se sitúan las infracciones en la circulación (21%) y en el tercero, los errores del conductor (16%).

Los datos que ha hecho públicos este miércoles Interior señalan, asimismo, que en lo que va de año se han multiplicado por dos los siniestros con más de una muerte como consecuencia, que han sido 17 frente a los ocho del mismo periodo del año pasado. El jefe de la Comisssaria General de Mobilitat, Joan Carles Molinero, lo ha atribuido a que "cada vez la ocupación de los vehículos es más alta" y ha pedido a los ocupantes "ser exigentes" con el conductor.

Ha explicado, además, que "muchas personas no se ponen el cinturón al viajar en el asiento trasero de un coche" y que "la mayoría" de las que no lo hacen mueren cuando se produce un accidente. Los acompañantes del conductor que no lo llevan representan un 16% de los fallecidos en carretera hasta el momento en 2018.

Por tipos de accidentes, los que han provocado más muertes son los choques, 68 de las 137 que se han registrado, y se han multiplicado por más de dos los fallecidos como consecuencia de salidas de la vía, que han sido 48 frente a los 19 de la misma temporada de 2017.

En cuanto a la edad de las víctimas mortales, los datos muestran que el grupo más numeroso es el de las personas de 35 a 44 años y que se han multiplicado por ocho las de más de 74, de 2 del 1 de enero al 11 de septiembre del año pasado a 16 en el mismo periodo de este año.

Los expedientes sancionadores iniciados en lo que va de 2018 han sido 840.068, la mayoría, 642.941, por exceso de velocidad.

El nuevo plan funciona

Interior también ha dado a conocer este miércoles los resultados del Plan de Contención de los Accidentes Mortales en Carretera que se puso en marcha el pasado abril en 2.167 kilómetros de la red vial, el 18%. Este, hasta agosto y en los tramos donde se aplicó, los hizo descender un 18% respecto al mismo periodo de 2017, de 39 a 32.

En lo que queda de 2018, ha explicado Buch, el Govern extenderá el plan, que ha supuesto un incremento de la presencia policial de un 37,44% en los lugares en los que se ha puesto en funcionamiento. También están previstos controles "sorpresa" de 24 horas de alcohol, drogas y uso del móvil. A partir de noviembre, además, se pondrá en marcha una campaña contra el exceso de velocidad y otra para motoristas.

En cifras

73 de los 137 muertos en accidente en lo que va de año han fallecido en festivo o en vísperas de festivo.

7 muertos por atropello se han registrado hasta ahora en 2018.

El 5% de los accidentes con víctimas mortales o heridos han sido culpa del alcohol o de las drogas.

29 motoristas han fallecido en lo que va de año.

35 muertos ha habido en Tarragona, la provincia donde ha crecido más la mortalidad.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.