Protegiendo a sus gemelos
La gorila Diane sostiene a sus dos crías gemelas en el zoo de Fráncfort (Alemania). Sven Hoppe / EFE

Los gorilas de montaña que habitan el Parque Nacional de Virunga, en África central, son capaces de arriesgar su vida para comer hojas de eucalipto porque son ricas en la sal que necesitan en su dieta, según un estudio publicado este miércoles.

"Los gorilas pueden obtener hasta dos tercios del sodio (que necesitan) cuando consumen eucalipto", dijo Cyril Grueter, de la Universidad de Australia Occidental (UWA, siglas en inglés) que desveló el misterio en torno al comportamiento de estos simios. Los eucaliptos que se encuentran fuera del Parque de las Montañas de Virunga (repartido entre la República Democrática del Congo, Ruanda y Uganda) son cien veces más ricos en sodio que los alimentos que se encuentran dentro de la zona protegida.

Por ese motivo, el gorila de montaña, una especie en peligro de extinción, sale de la zona protegida para ir a plantaciones de eucaliptos, provocando conflictos con los humanos, o sube a la cima de volcanes, donde encuentra otras plantas ricas en sodio pese al riesgo de hipotermia, según el estudio.

"Un déficit de sodio puede desencadenar un hambre específico que provoca en los animales toda clase de locuras para conseguirlo", precisó Grueter.

Los científicos esperan que el estudio, publicado en el portal Biotropica, ayude a diseñar estrategias para evitar que los gorilas entren en zonas agrícolas.