Ernesto Sevilla y Joaquín Reyes, en 'El hormiguero '.
Ernesto Sevilla y Joaquín Reyes, en 'El hormiguero '. ANTENA 3

Ernesto Sevilla y Joaquín Reyes visitaron este martes El hormiguero de Antena 3 para presentar su nueva serie, Capítulo 0, el programa que ambos comandan en #0, el canal exclusivo de Movistar +. Pablo Motos comenzó el programa con un piropo algo envenenado a los cómicos: "La última vez vinisteis aquí fue después de presentar la peor gala de los Goya", afirmó. Pero al ver las caras de sus invitados, y tras un "hombre, no hacía falta recordarlo", el presentador añadió inmediatamente: "Pero es que ahora venís después de haber hecho el mejor programa de humor de los últimos diez años".

Aparte de actuar, Sevilla ha dirigido algunos de los episodios de Capítulo 0. "Ernesto, como director, me trata fatal", comentó entre risas Joaquín Reyes, que fue definido por su amigo como "mi Peter Sellers particular. Tu le das una peluca y un acento, y hace lo que sea".

El humor que hacen ambos actores arrastra legiones de seguidores o de detractores, pero Motos quiso saber que piensan sus familias de su trabajo. "A mi padre le gusta más el de Los Morancos que el nuestro. Pero con el paso de los años le ha ido enganchando el que hacemos", confesó Ernesto, que si no hubiera sido humorista "me habría encamino hacia el crimen". Mientras que Reyes "habría seguido dibujando, que es lo que hacía antes de dedicarme a esto", admite.

Por último, el presentador no dejó pasar la oportunidad de hablar de las fiestas que organiza Ernesto Sevilla en su casa, calificadas como "salvajes y alocadas". "Es verdad que viene gente que ni conozco, e incluso un señor, una vez, se quiso quedar a vivir conmigo", admite entre risas el albaceteño.