De las ocho, una fue trasladada a un centro de salud al presentar un cuadro de ansiedad leve.

A raíz del incendio, que ha afectado a un piso de alquiler social, el Ayuntamiento ha puesto a disposición de la familia -una madre y dos hijos de 9 y 13 años- un piso de emergencia disponible en el municipio.

El consistorio indica en una nota que no han sufrido daño alguno, pero requieren de un alojamiento alternativo hasta que puedan regresar a su vivienda habitual en Añaza.

Los servicios de Seguridad y Protección Civil y del Instituto Municipal de Atención Social (IMAS) se encargan en estos momentos, tanto del traslado de la familia como del acogimiento en el piso de emergencia.

La familia, habita un piso de alquiler social en Añaza conveniado por el Ayuntamiento con el Banco de Santander y aún se desconocen las causas que lo originaron.