La justicia belga ha decidido este lunes no ejecutar la orden europea de entrega (euroorden) contra el rapero mallorquín Josep Miguel Arenas, conocido artísticamente como Valtònyc y condenado en España por enaltecer el terrorismo e injuriar al rey en las letras de sus canciones.

Así lo explicó el abogado Gonzalo Boye a los medios, que alegó que el juez determinó la falta de doble incriminación en todos los delitos. El rapero mallorquín no se presentó ante la Audiencia Nacional el pasado 24 de mayo, cuando concluía el plazo dado por la Justicia española para entrar en prisión, y decidió huir a Bélgica. La fiscalía belga ya ha anunciado que recurrirá la decisión.

"El juez rechaza la extradición en una resolución muy motivada (...) entiende que esto es libertad de expresión y que  ninguna de esas frases de sus canciones tenían contenido criminal", afirmó Boye a la salida del tribunal de Gante, encargado del caso. Se trata de la cuarta vez que Valtònyc comparece ante la Justicia belga, después de que la vista se aplazara dos veces.

"Finalmente nos han dado la razón, creo que es un gran día", dijo Boye, y consideró que si la Justicia española "aplicara estándares democráticos" no se hubiera producido "esta situación bochornosa". El abogado Simon Beckaert confirmó que "el juez ha denegado la extradición y ha descartado las tres condenas. No hay enaltecimiento del terrorismo según la legislación belga; tampoco hay injurias a la corona ni amenazas por lo que no hay lugar para la extradición".

El pasado 3 de septiembre hubo una primera vista en la cual el magistrado encargado del caso escuchó a las partes y anunció que tomaría una decisión en dos semanas. El cantante se mostró entonces convencido de que no se produciría la extradición por los delitos más graves.

Tras la resolución del juez, la Fiscalía contaba con 24 horas para anunciar un posible recurso, que ya ha confirmado. Ahora tiene tiene 15 días para presentar sus alegaciones ante el tribunal, que fijará entonces la fecha para una nueva vista.