La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, señaló este jueves que el Gobierno está dispuesto a explorar una subida del IRPF a las rentas por encima de 150.000 euros anuales al considerar que éstas "no pertenecen a la clase media y trabajadora".

Montero justificó así esta medida reclamada por Unidos Podemos en las negociaciones que el Gobierno mantiene con la formación morada en el marco de la aprobación de la senda de déficit y los Presupuestos de 2019.

"El Gobierno ha dejado claro la posición desde el primer momento de que no va a subir los impuestos a la clase media y trabajadora", subrayó la ministra, para añadir que "lo único que se ha planteado en las reuniones es la posibildiad de explorar las rentas por encima de 150.000 euros, que evidentemente no pertecenen a la clase media y trabajadora".

Preguntada por el hecho de que el Gobierno finalmente esté dispuesto a modificar el IRPF, cuando anteriormente había asegurado que no lo haría, Montero explicó que "el diálogo consiste en encontrarse en posiciones que permitan aceptarse por ambas partes". Así, recalcó que el Ejecutivo "de forma clara, no va a subir la fiscalidad ni a la clase media ni a la clase trabajadora y eso es una línea roja".

Podemos pide aumentar el tipo a las rentas superiores a 120.000 euros

Unidos Podemos ha sugerido al Gobierno la posibilidad de que se aumente el tipo de IRPF a rentas a partir de 120.000 euros anuales, una petición a la que el Ejecutivo ha respondido que "preferiría una cifra superior", según fuentes de la negociación del grupo confederal.

Desde Hacienda, cuya titular María Jesús Montero ha encabezado este jueves la reunión con Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, han asegurado que no se ha aceptado subir el IRPF a las rentas más altas, si bien han reconocido que hay buena sintonía y que confían en alcanzar un acuerdo con este grupo.

Así lo corroboran desde la formación morada, que dice que de momento no hay acuerdo al respecto, aunque el tema está encima de la mesa y se están debatiendo alternativas con la idea de que se pueda ir concretando algo en próximas reuniones. "Ninguna de las dos partes ha renunciado a nada, ni se ha pedido. Era una reunión exploratoria y ahora habrá que estudiar documentos concretos", dice el secretario de Organización y Programa de Podemos, Pablo Echenique.

Según ha explicado Echenique, la reunión ha sido una primera toma de contacto en materia fiscal, tras la que han quedado a la espera de cifras y documentos por parte del Gobierno para seguir avanzando en la negociación de los Presupuestos de 2019. La ministra resaltó que se está "trabajando de forma intensa con Podemos, satisfactoriamente" y que "se están produciendo avances y está habiendo diálogo".

El PDeCAT critica que el Gobierno se contradiga

El PDeCAT ha criticado que el Gobierno se contradiga y ahora plantee subir el IRPF para las rentas más altas, una modificación que la formación nacionalista catalana no ve prioritaria. El portavoz del PDeCAT, Carles Campuzano, ha señalado en declaraciones en el Congreso que "no es prioritario subir el IRPF" y que "lo que necesitamos es que todo el mundo pague los impuestos".

Ha añadido que la fiscalidad debe servir para estimular el crecimiento económico y la creación de empleo y "cualquier impuesto que no tenga esta prioridad nos parece un error". El portavoz de Presupuestos del PDeCAT, Ferrán Bel, también ha criticado la ausencia de diálogo de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, con su formación y ha dicho que "estamos viendo una lluvia de ideas dispersa e inconexa estos meses".

"No todo lo que hemos escuchado nos gusta, como el planteamiento contradictorio de que primero se dijo que no se modificaba el IRPF y ahora hay propuestas de modificarlo. También se dijo que el Impuesto sobre Sociedades no afectaría a las pymes y parece que a algunas sí podría afectar", ha recriminado a Montero.