Fue durante la noche del día 17 de agosto cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de la existencia de un fuego en Nuez de Aliste, por lo que trasladó efectivos hasta el lugar. En las inmediaciones del fuego localizaron a una persona tendida en el suelo, con un mechero en la mano y una brecha en la cabeza.

Al tratar los agentes de identificarla, esta persona comenzó a proferir insultos y amenazas a los agentes e incluso les agredió, por lo que los guardias procedieron a su detención como supuesto autor de un delito de incendio forestal y otro de atentado contra agentes de la autoridad.

El detenido, diligencias instruidas y efectos intervenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Guardia de Zamora, quién decretó libertad con cargos.

Consulta aquí más noticias de Zamora.