La joven violada y torturada en Marruecos
Imagen de la mano tatuada y quemada de la joven violada en Marruecos. Facebook de Bouchra Abad

Un total de diez detenidos implicados en la violación de una menor, 17 años, en Awlad Ayyad, un pequeño pueblo de Marruecos ubicado en la región de Béni Mellal, se enfrentan a juicio el 6 de septiembre. Todos participaron en la violación, secuestro, y torturas de la joven , pero falta por detener a otros.

Fuentes de la policía marroquí en Awlad Ayyad has asegurado que hasta ahora han logrado arrestar a diez personas acusadas de agredir a la menor, incluido el dueño de la casa donde se detuvo a la víctima. La búsqueda aún está en curso para arrestar a los agresores restantes, según el diario marroquí alaw9at.com.

Las mismas fuentes explicaron que nueve miembros fueron presentados el domingo a la Fiscalía en la apelación de Beni Mellal y se encuentran en una prisión local de la zona bajo cargos de violación, detención de un menor, formación de una banda criminal, incitación a la corrupción y preparación de un burdel.

La joven fue secuestrada más de un mes en el recinto, y los hombres tomaban turnos para violar a la menor. Además, la quemaban con cigarrillos en el cuerpo y le hacían cortes con objetos punzocortantes sobre distintos lugares de la piel, incluso llegaron a tatuar una esvástica en la mano de la víctima.

El dolor de los padres

Mohammed A, el padre de la víctima, en una entrevista al diario marroquí, afirmó "que no se puede imaginar lo que su hija Khadija sufrió de esa banda de delincuentes" , y que se sorprendieron después de ver a la niña así.

En la misma declaración, Mohammed pidió a las organizaciones de derechos humanos y todos los partidos políticos que adopten la causa de su hija para que pueda recuperar sus derechos, castigar a los autores, e insistió en "eliminar los tatuajes grabados en su cuerpo", y pidió que se pongan fin a estos ataques, que no excluyan a nadie.

La Ley contra la violencia de género

La activista y directora de la Asociación para el desafío de la igualdad y la ciudadanía, que asesora a la familia de la joven, exige a las autoridades "que los perpetradores sean enjuiciados y los castigos máximos impuestos por la aplicación efectiva de la Ley 103-13, y que el poder judicial debe asumir su responsabilidad y proteger a la víctima". Buchra Abdu publicó en su página de Facebook imágenes de las torturas que sufrió Khadija, la menor violada.

La Ley a la que se refiere la Abdu se aprobó tras una larga lucha en febrero de 2018. Se trata de una ley para luchar contra la violencia de género, que criminaliza por primera vez en la historia del país el acoso sexual a las mujeres en la calle. Además, establece penas superiores para casos de violación.

Otro activista de derechos humanos, Abd al-Wahid al-Saidi, denunció que la joven es otra víctima del caos de seguridad experimentado, sobre todo en caso de los  niños que viven en pueblos rurales. Al-Saidi culpa al fracaso del "estado" al no disponer de agentes de seguridad suficientes en la región para luchar contra esta lacra.